• Cámara al Hombro - Lima, una ciudad entre rejas
domingo, 14 de enero de 2018 4:17

Ante la inseguridad ciudadana, la población ha optado por instalar rejas en las calles de Lima (la capital de Perú) como medida de protección. En muchos casos, estas ponen en riesgo la vida de los vecinos al no permitir el paso de bomberos y ambulancias.

Una ciudad dividida por barrotes y cadenas que invaden calles y avenidas. Lima se ha convertido en una ciudad que vive entre rejas, una ciudad encarcelada. Y esta medida responde, a la inseguridad que perciben vecinos y ciudadanos, quienes detrás de estas tranqueras, se sienten protegidos.

En el año 2004, la Municipalidad de Lima publicó una ordenanza que regula la instalación de rejas a través de la solicitud de juntas vecinales, bajo ciertos requisitos.

Al igual que las calles, las opiniones sobre la efectividad de estas rejas están divididas. Según el último reporte del colectivo Lima Cómo Vamos, el 40,1 % de encuestados indica que son útiles contra la delincuencia mientras que casi el 59 % de limeños cree que estas afectan la circulación.

No sólo la ciudadanía se ve afectada por estos barrotes que dificultan el libre tránsito. El comandante del Cuerpo General de Bomberos, Lewis Mejía, señala que las calles enrejadas se han convertido en un gran problema para la atención oportuna de emergencias.

De las más de 1200 rejas contabilizadas en 18 distritos, un gran porcentaje de ellas no sólo responden a un tema de seguridad. Mejía señala usos indebidos.

Para Crisólogo Cáceres, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores, la informalidad en la colocación de rejas en las calles limeñas y la inacción por parte de los municipios ya ha registrado sus primeras víctimas.

El abogado Julio César Castiglioni indicaa cuáles son las acciones inmediatas a tomar desde los municipios para evitar la proliferación de rejas en las calles limeñas.

Con la llegada de diciembre, mes que registra un gran índice de accidentes la preocupación del Cuerpo General de Bomberos, frente a la imposibilidad de atender diversas emergencias a causa de estas rejas, aumenta. Son 120.000 emergencias las que se registran anualmente.

El Tribunal Constitucional Peruano (TC) ya se ha pronunciado sobre las rejas en Lima, sentenciando que no se puede coartar la libertad de tránsito frente al derecho de seguridad ciudadana. Ahora queda en manos de los municipios hacer las inspecciones pertinentes a aquellas instalaciones que lejos de ser una solución de han convertido en un problema para la ciudadanía.

kmd/ctl/msf

Comentarios