• Cámara al Hombro - Las protestas de Standing Rock en EEUU
miércoles, 7 de diciembre de 2016 5:38

Miles de personas están acampando como forma de protesta para impedir el avance de un oleoducto que amenaza el río de una comunidad de nativos en EE.UU.

Gentes llegadas de todo el mundo se han unido a esta protesta.

En este remoto lugar del estado de Dakota del Norte, miles de nativos americanos de la nación de los siux están resistiendo el avance de un oleoducto que, según los planes, atravesaría tierras sagradas, amenazando también el río del que sus vidas dependen.

Por primera vez en muchos años, varias tribus tradicionalmente enemistadas se han unido para detener lo que ellos llaman “la serpiente negra”, una de las profecías que se están cumpliendo en este lugar.

El pasado mes de abril, la tribu de los lakotas, que vive en este territorio, decidió plantar cara al proyecto de la empresa petrolera y comenzó esta acampada.

Ahora, gentes de todo el planeta, tanto indígenas como no indígenas, han llegado para unirse a esta ceremonia de rezo y protesta pacífica. Todo el mundo es recibido con agradecimiento.

Gente corriente ha dejado atrás su vida normal para unirse a esta pequeña población rebelde habitada por los protectores del agua, en la que no falta de nada.

Comida, ropa, cuidados médicos básicos y construcciones para enfrentarse al duro invierno que, debido al calentamiento global, aun no ha llegado a esta parte de Isla Tortuga, como algunos pueblos indígenas denominan a América del Norte.

No se trata ya solamente de detener este oleoducto. La llamada es mucho más profunda.

A pesar de que se trata de una protesta absolutamente pacífica, la policía no ha dudado en usar la violencia en varias ocasiones.

Esta es una de las líneas del frente. Aquí la policía militarizada hirió de gravedad a varios protectores, armados solamente con cámaras de fotos y de vídeo. Una joven perdió un brazo debido a la explosión de una granada lanzada por la policía.

El día de Acción de Gracias, fecha que para los nativos es sinónimo de genocidio y robo de tierras, varios cientos de personas se acercaron para ocupar una montaña sagrada en la que hay ancestros enterrados.

Ahora todos los esfuerzos están dedicados a prepararse para invierno, cuando las temperaturas pueden alcanzar fácilmente los 30 grados bajo cero.

José Manuel Rodríguez, Dakota del Norte.

akm/ktg/msf

kmd/mla/hnb

Comentarios