• Cámara al Hombro - La marcha de los árboles en Uruguay
sábado, 17 de septiembre de 2016 3:52

Uruguay Natural es la marca que nos identifica en el mundo desde hace 15 años: Un país que respeta la naturaleza y se integra a ella de manera cuidadosa.

Ahora continuamos en el Sur, pero esta vez en el Cono sur, en Uruguay, donde los ecologistas llevan años tratando de advertir de las graves consecuencias para sus aguas de la instalación de nuevas industrias.

Las plantas de celulosa que se planean montar en el país requieren mucha madera y la plantación de eucaliptos que consumen altos niveles del preciado líquido. La situación es tan grave que el gobierno ha declarado en estado de emergencia las reservas.

Cuando en los años 90 se impulsó el monocultivo forestal, expertos y activistas dijeron que ese modelo de desarrollo traería consecuencias negativas para el medio ambiente en el país.

Hoy el país está en emergencia por la contaminación del agua, pero pese a eso, se siguen instalando industrias contaminantes. Quienes continúan luchando contra estos mega emprendimientos, son acusados de estar contra el progreso.

Es posible que eso fuera cierto hace 15 o 20 años, pero ya entonces, el país se dirigía hacia un modelo de agro negocios que está muy lejos de proteger la naturaleza.

Con una legislación en materia medioambiental muy avanzada, en 2004 Uruguay fue el primer país del mundo en declarar en su Constitución que el agua es un derecho humano fundamental. Sin embargo, hoy sus principales fuentes  de agua, están contaminadas.

akm/msf

Comentarios