• Cámara al Hombro - De pandilleros a profesionales y empresarios en Nicaragua
sábado, 15 de abril de 2017 3:35

En Nicaragua, la Policía y organizaciones no gubernamentales trabajan en algunos programas de inserción social para los jóvenes en riesgo.

Esos jóvenes han decidido dejar las calles para convertirse en profesionales y algunos hasta en empresarios.

Jason Baltodano es un joven que fue adicto a las drogas. Su dependencia lo llevó a robarle a su propia familia. Tras un proceso de rehabilitación logró dejar el vicio, comenzó a estudiar y ahora es un auxiliar en contabilidad en la institución que le brindó ayuda cuando más lo necesitaba.

La Fundación Casa Alianza en Nicaragua es una organizaciones no gubernamentales que se dedica a captar a jóvenes en las calles, los cuales consumen drogas y alcohol, y algunos inhalan pegamento y otros se dedican a delinquir en los departamentos del país.

En esta ONG da asistencia a cerca de 400 jóvenes que estaban en las calles drogándose, injiriendo alcohol y asaltando. Como parte del proceso de rehabilitación se les da asistencia psicológica, educación y hasta vestuario.

La Policía de Nicaragua fundó en 2014 el Centro de la Juventud para lograr la reinserción social de estos expandilleros. Esto ha contribuido a disminuir los delitos juveniles.

Del total de delitos que se cometen en esta nación, menos del 1 % son cometidos por adolescentes, de acuerdo con las autoridades policiales.

El modelo de ayuda a jóvenes en riesgo que se implementa en Nicaragua ha sido ejemplo para los países centroamericanos que pretenden habilitar centros de este tipo y así bajar la actividad delictiva juvenil.

Jason agradece la oportunidad que le dio la vida de cambiar su destino. Sus compañeros de trabajo le auguran un buen futuro en la Contabilidad y afirman que parte de su triunfo se dio por el empeño que el joven tuvo durante su proceso de rehabilitación.

En 2016 la Policía de Nicaragua atendió a través del Centro de la Juventud a 600 jóvenes que lograron culminar sus carreras técnicas y algunos hasta emprendieron sus propios negocios.

akm/anz/hnb

Comentarios