• Cámara al Hombro - CDMX, sin espacios verdes
miércoles, 11 de octubre de 2017 5:25

Junto con la zona conurbada del Estado de México, alberga a casi 23 millones de habitantes. Tiene de todo, pero una gran debilidad, las áreas verdes.

La Ciudad de México tiene un tamaño enorme, en 150 mil hectáreas conviven casi 9 millones de personas, pero está rodeada por 18 municipios del Estado de México que forman una mancha urbana con 23 millones más.

La capital mexicana tiene 38 mil hectáreas de bosque, la mayoría de ellas en cuatro delegaciones del sur y el poniente de la ciudad. Esto significa que habitantes de las otras 12 delegaciones carecen de lo más elemental en materia de áreas de verdes y espacios públicos y de esparcimiento.

Delegaciones que crecieron sin ningún control ambiental vigente y padecen de una alta sobrepoblación ubicadas en el norte de la ciudad, carecen de áreas verdes. Es en ésta zona donde apenas y con mucha dificultad se alcanzan los dos metros cuadrados por habitante. Quizá muchos de ellos ya se acostumbraron, pero esto, sin duda alguna, tiene repercusiones en la vida de millones de personas.

Pero para revertir el proceso de priorizar áreas verdes sobre los espacios destinados a construir grandes desarrollos urbanos que ahora son cada vez más frecuentes, se necesita mucho más que voluntad política de los gobernantes con sus discursos plagados de retórica insulsa, vacía y con promesas falsas. En todas las delegaciones de la Ciudad de México, en lo que menos se piensa es espacios públicos a la hora de que aparece la posibilidad de hacer negocios.

Hay casos francamente ridículos, en una delegación céntrica, conocida por tener colonias de alto poder adquisitivo, a un funcionario local, tuvo la pésima idea de construir una pista para correr en el centro de una de las avenidas más transitadas de la zona. Cuando se camina por aquí, el olor a hidrocarburo quemado de los autos es más que evidente y molesto. La gente necesita espacios de mayor calidad.

El centro de la Ciudad de México, tiene un parque conocido como la Alameda. Sirve como un paliativo dominical para miles de personas. Sin embargo, es el único lugar en el corazón capitalino. Pero solo cuenta con andadores amplios y muchos jardines que no se pueden pisar. No es apto para ningún tipo de juego infantil o juvenil.

La falta de espacios verdes y de esparcimiento es evidente casi por cualquier rumbo de la Ciudad de México, incluso en las zonas de alta plusvalía que es aquí donde nos encontramos, se puede ver este espacio que era destinado para el ferrocarril que unía a la Ciudad de México con Cuernavaca, está en franco deterioro y nadie hace nada por rehabilitarlo.

akm/rha/rba

Comentarios