• Cámara al Hombro - Bomberos; riesgo a cambio de nada
sábado, 27 de enero de 2018 4:09

Pese a ser un oficio de enormes riesgos y desafíos, los bomberos de República Dominicana realizan su trabajo con equipos obsoletos y los beneficios que reciben no corresponden en lo más mínimo con el peligro al que se exponen.

En el trabajo de un bombero el peligro acecha en cada ocasión que suena la sirena de emergencia.

La vida del bombero no solo pende de un hilo al momento de acudir a sofocar un incendio. Existen múltiples circunstancias donde al colocar su conocimiento y entrenamiento en práctica exponen su propia seguridad.

El riesgo implícito de este peligroso oficio se incrementa sensiblemente cuando no se cuenta con los equipos especializados que se requieren para ejecutarlo.

Ni siquiera el crecimiento vertical que ha experimentado la ciudad, ha llevado a las autoridades a pensar en la necesidad de equipar a las estaciones de bomberos para atender emergencias a grandes alturas.

Además de exponerse al fuego y a otras difíciles situaciones con equipamientos precarios y obsoletos, este sacrificado personal recibe una pírrica remuneración que oscila entre los 30 y 100 dólares al mes.

Bajo estas circunstancias es fácil entender por qué hacen falta bomberos en casi todas las estaciones del país.

Miembros permanentes y voluntarios integran los cuerpos de bomberos. Los voluntariados como la Academia Dominicana de Bomberos se involucran en casi todas las actividades que realizan los demás, pero por lo común no acuden a sofocar un siniestro. Todos tienen en común una enorme vocación de servicio.

La alternativa con la que pudiera mejorar las condiciones de este sector es la promulgación de la ley orgánica del Ministerio de Interior y Policía que crea la dirección general del cuerpo de bomberos, mediante la cual estos pasarían a ser responsabilidad directa del Gobierno Central.

Stephanie Andújar, Santo Domingo.

akm/rha/hnb

Comentarios