• Cámara al Hombro - Artesanía nicaragüense aporte a la economía del país
viernes, 19 de enero de 2018 5:25

El sector artesanal de Nicaragua en los últimos años ha incrementado su producción y exportación. Eso ha propiciado el aumento de compras a nivel nacional e internacional y ha demostrado la capacidad de los nacionales al elaborar obras en barro, madera o bambú y al mismo tiempo, contribuyen a la mejora económica del país.

En Nicaragua, existen miles de emprendimientos que dan buenos resultados económicamente a ese país. Está demostrado que de las peores crisis surgen los buenos negocios que aportan al desarrollo social, económico y personal.

Luis Cano es uno de los artesanos de la ciudad de San Juan de Oriente, en Masaya, localidad que se ubica a 42 kilómetros de Managua (capital nicaragüense).

Desde hace 25 años, junto a su familia, inició su propio negocio de artesanía en barro como una de las alternativas para mejorar su nivel de vida. En su taller, elaboran jarrones, vasijas y adornos que además de venderlas en Nicaragua también envían al exterior y al mismo tiempo, genera nuevos puestos de trabajo. Su esfuerzo valió la pena y lo ha impulsado a esforzarse por una mejor atención al cliente y presentar una oferta variada y de mejor calidad para los turistas que visitan su negocio.

La familia Cano atiende a turistas nacionales y extranjeros y ofrece lo mejor de sus obras, en dependencia, del gusto del comprador.

El Gobierno de Nicaragua, desde 2014, apoya a los artesanos a través de ferias de la economía familiar donde cada pequeño y mediano productor ofrece sus productos.

Según el Centro de Trámite de las Exportaciones de Nicaragua (Cetrex), en 2017, el sector artesanal de Nicaragua exportó más de 623.000 dólares. Los principales destinos de estos productos fueron los países latinoamericanos, Estados Unidos y Europa.

Es que la artesanía se ha convertido en una forma de generar ingresos para las familias de Nicaragua empleando sus habilidades con el barro, el cuero o la madera.

Para los directivos del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), el sector artesanal mueve una parte importante de la economía nacional.

Los turistas nacionales y extranjeros destacan que otra de las ventajas de la artesanía de Nicaragua es que tienen precios módicos.

Desde 2007, el Gobierno de Nicaragua, a través del programa gubernamental Usura Cero, ha entregado más de 300 000 microcréditos a igual número de nacionales, entre ellos artesanos. Los préstamos oscilan entre 200 a mil dólares. Sin embargo, algunos artesanos solicitan más apoyo al sector.

La labor del artesano en Nicaragua es reconocida mediante la ‘Ley 893’ o ‘Ley del Artesano’ que establece que el Estado deberá apoyar, promocionar y divulgar el trabajo que hace ese sector.

Moisés Mercado. Managua.

mhn/ktg/rba

Comentarios