• Cámara al Hombro - Ancianos que trabajan
sábado, 4 de noviembre de 2017 4:15

Estos rostros y estas manos arrugadas hace mucho tiempo que debieron estar en retiro, sin embargo, están obligadas a continuar trabajando para literalmente no fallecer.

Ante la insuficiencia de políticas públicas a favor de los envejecientes, miles de personas que ya se encuentran en edad de retiro en República Dominicana tienen que ocuparse en todo tipo de oficios para obtener recursos que les permitan seguir viviendo. 

Son personas que pasan de los 60 años, algunos llegan a los 80 como Rosa y Domingo, y otros sobrepasan los 90, como es el caso de Don Porfirio.

Esta es una estampa común en las calles de Santo Domingo y otras ciudades de República Dominicana, un país con una población de adultos mayores de alrededor del 40 por ciento. Aunque no existen estadísticas oficiales sobre la cantidad de esta franja poblacional que no tiene otra opción que continuar laborando para poder subsistir, el porcentaje es elevado.

Ellos trabajaron toda su vida en el mercado informal lo que les  impidió acumular recursos para optar por una pensión. Como si no fuera suficiente, las políticas del Estado para auxiliar a este segmento de la población son muy limitadas pese a la vigencia de la Ley 352-98 sobre Protección de la Persona Envejeciente.

Rosa, Domingo, Luis Bautista  y Don Porfirio, al igual que los miles de dominicanos que se encuentran en esta situación, provienen de familias arropadas por el circulo vicioso de la pobreza, en tal sentido, es muy poco lo que sus parientes pueden hacer por ellos.

En lo que se discute la factibilidad o no de implementar una legislación de esta categoría, ya el ocaso de su existencia estos ancianos tienen muy pocas expectativas de modificar las duras condiciones de vida que aún les toca afrontar.

Cambiar esta realidad implica que el Estado coloque entre sus prioridades a las personas de la tercera edad, mientras tanto, su destino parece estar trazado, trabajar hasta el final de sus días.

akm/rha/hnb

Comentarios