• Un tanque yemení.
Publicada: viernes, 6 de noviembre de 2015 10:25

Las posiciones militares de Arabia Saudí en las provincias de Jizan (suroeste) y Najran (sur) están bajo la amenaza constante de los ataques de las fuerzas populares y del Ejército de Yemen.

Una fuente castrense en Najran informó el jueves a la agencia yemení SabaNet que desde el otro lado de la frontera dispararon proyectiles Katiusha contra tres bases militares saudíes que albergan fuerzas y vehículos militares.

Además, la parte yemení bombardeó con cohetes posiciones de las unidades militares en Jizan. 

Algunos medios, citando a fuentes yemeníes de seguridad, también confirmaron que los miembros del movimiento popular yemení Ansarolá derribaron un dron de reconocimiento saudí en la provincia de Saada (noroeste de Yemen).

En la misma jornada, las fuerzas yemeníes provocaron la caída de un avión de guerra saudí en la ciudad de Bilad al-Rus, en la ciudad capitalina de Saná.

Los combatientes yemeníes además atacaron centros instalados por los mercenarios saudíes en la provincia yemení de Maarib (centro) y acabaron con varios de ellos.

El martes, el Ejército y los comités populares de Yemen lanzaron un ataque con misiles contra la base militar de Al-Musfaq, en Jizan.

Columnas de humo tras un bombardeo aéreo saudí en Yemen.

 

A finales de marzo, Arabia Saudí emprendió una guerra contra su vecino yemení con el fin de restaurar en el poder al expresidente prófugo de Yemen Abdu Rabu Mansur Hadi, fiel aliado de Riad.

El embajador de Rusia en Yemen, Vladimir Dedushkin, ha denunciado este viernes que Riad y sus aliados atacan zonas residenciales y casas de los civiles. A su juicio, los civiles son los que sufren la peor parte de los ataques aéreos de Arabia Saudí.

Las Naciones Unidas declararon el primero de julio el máximo nivel de emergencia humanitaria en Yemen, donde al menos 2800 personas han muerto como consecuencia de la escalada de los enfrentamientos tras la agresión saudí.

ask/ncl/hnb

Comentarios