• El líder del movimiento popular de Yemen, Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, durante un discurso televisivo.
Publicada: miércoles, 29 de junio de 2022 13:46
Actualizada: miércoles, 29 de junio de 2022 15:59

Ansarolá advierte que Yemen fortalece día a día el poder defensivo, incluso sus misiles pueden desafiar los sistemas estadounidenses avanzados de los agresores.

En un discurso televisivo, el líder del movimiento popular de Yemen, Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi, ha indicado este miércoles que Yemen ha logrado fortalecer las capacidades militares a pesar de años de guerra y bloqueo impuestos por Arabia Saudí y sus aliados a la nación yemení.

“A pesar de los sistemas estadounidenses avanzados y costosos, los enemigos no lograron enfrentar nuestros misiles”, ha resaltado.

Respecto a la producción de misiles, el líder yemení ha manifestado que Yemen desarrolla sus misiles de manera que día a día son más precisos, más poderosos, destructivos y más avanzados.

Desde la pistola hasta el Kalashnikov, desde el cañón hasta el misil y varios tipos de armas se fabrican por los expertos yemeníes, y este es un gran logro que da esperanza en varios campos, ha explicado.

“Hemos alcanzado, gracias a Dios, un nivel avanzado en capacidades militares que muchos países árabes no poseen”, ha asegurado.

 

En este contexto, Al-Houthi ha agregado que en el aspecto militar, Yemen ha logrado grandes resultados, con la ayuda de Dios, el primero de los cuales es evitar que los países agresores ocupen todo el país.

Además, el líder de Ansarolá ha manifestado que los enemigos intentaron convertir la agresión contra Yemen en un conflicto interno, pero fracasaron.

Elogiando la resistencia del pueblo yemení durante estos años de guerra, Al-Houthi ha indicado que la firmeza y la resistencia de la nación yemení “frustraron al enemigo y lo hicieron vivir en la amargura de la desesperación y la derrota, y sorprendieron a los diversos países del mundo”.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados árabes, con el apoyo de EE.UU. y los países occidentales e Israel, llevan a cabo una campaña de bombardeos en Yemen, destinada a restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, aliado de Riad, y aplastar el movimiento popular yemení Ansarolá.

Sin embargo, siete años después, la coalición agresora no ha conseguido sus metas, y es más, los avances militares de Yemen muestran que la ecuación está completamente a favor del país más pobre del mundo árabe.

tmv/hnb