• El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi.
Publicada: lunes, 20 de septiembre de 2021 15:14

Yemen desestima las declaraciones del jefe de la ONU sobre la ejecución de nueve hombres acusados de matar a un alto líder yemení en 2018.

Stéphane Dujarric, vocero del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, afirmó el domingo que la ejecución de nueve hombres acusados ​​de matar al exjefe del Consejo Político Supremo de Yemen, Saleh al-Samad, en 2018, no cumple los requisitos de un juicio justo, subrayando el rechazo de Guterres al uso de la pena de muerte en este caso.

En respuesta, el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Mohamad Ali al-​Houthi, ha manifestado este lunes que las declaraciones de Dujarric están “políticamente motivadas”, enfatizando que la sentencia contra nueve hombres acusados ​​del asesinato de Al-Samad siguió el debido proceso legal.

Al desarrollar su postura, Al-Houthi ha puesto de relieve que dichos comentarios se han producido por la estrecha relación de la ONU con Arabia Saudí y sus aliados, quienes, ha dicho, financiaron y planificaron el “diabólico” homicidio del líder yemení.

 

Al-Samad fue asesinado en 2018 en un ataque aéreo realizado por los aviones de combate saudíes en la provincia de Al-Hudayda (oeste yemení).

Arabia Saudí y sus aliados iniciaron en marzo de 2015, una campaña militar contra Yemen, supuestamente para restaurar en el poder a Abdu Rabu Mansur Hadi —un estrecho aliado de Riad que apoya la intervención militar en su país—, a través del derrocamiento del movimiento popular yemení Ansarolá.

Los ataques saudíes a Yemen, que en muchas ocasiones se han perpetrado con armas prohibidas, aeronaves y bombas fabricadas en países occidentales, han dejado cientos de miles de yemeníes muertos y heridos, la mayoría de ellos civiles, además de desplazar a millones de personas.

mgh/ftm/rba