• Daesh crucifica a un comandante no identificado del movimiento popular yemení Ansarolá, 21 de agosto de 2017.
Publicada: martes, 22 de agosto de 2017 2:24
Actualizada: martes, 22 de agosto de 2017 5:46

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) crucifica a un comandante no identificado del movimiento popular yemení Ansarolá.

La banda takfirí, a través de Amaq, su brazo de propaganda, ha publicado este lunes imágenes sobre la lucha entre los combatientes de Ansarolá y los terroristas de Daesh. Entre las tomas se ve a un comandante del movimiento popular yemení crucificado en un lugar no precisado en las montañas de Al-Bayda, suroeste de Yemen, según el portal sirio de noticias Al-Masdar News.

El combate entre Ansarolá y los terroristas de Daesh, según registran las imágenes, tuvo lugar en el área de Laqah Baqifah, donde al menos otros cuatro comandantes de Ansarolá perdieron la vida.

El pasado 18 de agosto también el grupo takfirí mató a varios miembros de Ansarolá y destruyó sus casas en el centro de Yemen. En dicho asalto, Daesh decapitó a al menos dos combatientes del movimiento popular.

Tanto la red terrorista Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) como el EIIL aprovechan la brutal e inopinada guerra que el régimen de Arabia Saudí ha desatado contra Yemen para asentarse en este país, sobre todo, en el sur y el sureste.

Los Estados miembros son responsables de todos los actos cometidos por sus fuerzas armadas (en Yemen), mientras operan como parte de la coalición liderada por Arabia Saudí”, indica un informe elaborado por la ONU y revelado por el sitio web Middle East Eye.

Una foto publicada el 21 de agosto de 2017 por Amaq, muestra una escena de la lucha entre los combatientes de Ansarolá y los terroristas de Daesh en suroeste de Yemen.

 

El régimen saudí, apoyado por sus aliados regionales e internacionales, lanzó una campaña ilegal de ataques aéreos contra Yemen en 2015, con el visto bueno de EE.UU. y prescindiendo del permiso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Un informe elaborado por la ONU y revelado este lunes por el sitio web Middle East Eye muestra que los países miembros de la campaña militar saudí contra Yemen se ocultan detrás del nombre de la “coalición”, liderada por los Al Saud, para desviar su responsabilidad de violar el derecho internacional en el suelo yemení.

El documento confidencial precisa que, conforme el derecho internacional humanitario, “los Estados miembros son responsables de todos los actos cometidos por sus fuerzas armadas (en Yemen), mientras operan como parte de la coalición liderada por Arabia Saudí”, país acusado de brindar apoyo a los extremistas takfiríes.

En este contexto, advierte de que los esfuerzos de estos países para diluir la responsabilidad respecto a los crímenes que cometen en Yemen pueden contribuir a que se produzcan más violaciones con impunidad en este país.

fdd/ncl/snz/hnb

Comentarios