• Soldados saudíes vigilan las fronteras de su país con el vecino yemení.
Publicada: martes, 19 de julio de 2016 23:39
Actualizada: jueves, 21 de julio de 2016 20:49

Al menos tres soldados saudíes han muerto este martes en ataques con misiles de las fuerzas yemeníes contra una base militar saudí en la región de Jizan.

En respuesta a los ataques saudíes, las tropas yemeníes han disparado tres misiles contra el puesto militar saudí Al-Mostahdeth, en Jizan. El ataque dejó tres soldados saudíes muertos, ha informado este martes la televisión yemení Al-Masirah.

La fuente agrega que, en otro ataque similar, el Ejército, apoyado por los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá, ha lanzado un misil balístico contra el campamento de la guardia nacional saudí en la región de Najran, en el sur del reino árabe.

"El Ejército yemení, apoyado por los combatientes de Ansarolá lanzaron un misil balístico, Zilzal 3, de fabricación nacional, contra el campamento de guardia nacional saudí en la región de Najran. Como consecuencia del ataque varios de los soldados saudíes perdieron la vida", ha precisado la televisión yemení.

El Ejército yemení, apoyado por los combatientes de Ansarolá lanzaron un misil balístico, Zilzal 3, de fabricación nacional, contra el campamento de guardia nacional saudí en la región de Najran. Como consecuencia del ataque varios de los soldados saudíes perdieron la vida", ha precisado la televisión yemení.

El bombardeo yemení, señala la fuente, provocó destrucciones y enormes columnas de humo visibles durante horas en el lugar castrense. Los helicópteros saudíes han sobrevolado el cielo de Najran para evacuar a los heridos, ha añadido.

Hasta el momento, las autoridades saudíes no han hecho comentarios ni declaraciones al respecto.

En respuesta a la agresión saudí a Yemen, iniciada en marzo de 2015, las fuerzas populares y del Ejército yemení han llevado a cabo varios ataques de represalia contra las fuerzas saudíes obteniendo avances significativos. 

El 26 de marzo, Arabia Saudí emprendió una campaña militar contra Yemen, sin el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar el poder del dimitido y prófugo presidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

mkh/ncl/mrk