• Manifestación de los partidarios del movimiento popular yemení Ansarolá
Publicada: domingo, 5 de abril de 2015 1:28
Actualizada: domingo, 5 de abril de 2015 3:45

Los yemeníes han salido este sábado a las calles del país para condenar la invasión de Arabia Saudí contra Yemen.

Los indignados han gritado consignas contra las autoridades saudíes y han llamado el rey saudí, Salman bin Abdelaziz Al Saud, como el sirviente del régimen de Israel, al mismo tiempo que le han avisado que la continuidad de su invasión en Yemen no conllevará buenos resultados para su régimen.

Miles de ciudadanos de la ciudad occidental de Marib reprobaron los bombardeos saudíes en el suelo yemení, y han pedido a la comunidad internacional su intervención para poner fin a éstos.

Además, los residentes de Saná (capital yemení), Taiz (oeste), la ciudad portuaria de Adén (sur) y la provincia de Yauf (noroeste) han llevado a cabo manifestaciones en rechazo a los ataques aéreos contra su país.

Los participantes en estas protestas han agradecido los esfuerzos de los comités populares, las fuerzas de seguridad y Ejército yemeníes para evitar los intentos de los espías y títeres que han ayudado a los extranjeros a intervenir en Yemen.

Los indignados han gritado consignas contra las autoridades saudíes y han llamado el rey saudí, Salman bin Abdelaziz Al Saud, como el sirviente del régimen de Israel, al mismo tiempo que le han avisado que la continuidad de su invasión en Yemen no conllevará buenos resultados para su régimen.

Abdu Rabu Mansur Hadi (izquierda) y Salman bin Abdelaziz Al Saud (derecha) se reúnen en Egipto

 

Desde el pasado 26 de marzo, el Ejército de Arabia Saudí está llevando a cabo ataques aéreos contra Yemen para proteger los intereses del fugitivo presidente yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi. Sus bombardeos han dejado hasta el momento 860 muertos, entre ellos 160 niños y 32 mujeres.

zss/rha/nal/msf