• Colono judío dispara a palestinos con rifle de un soldado israelí
Publicada: lunes, 2 de agosto de 2021 14:03

Otro vídeo muestra la connivencia de las fuerzas del régimen de Tel Aviv con los actos de barbarie de los colonos israelíes contra los palestinos.

En la grabación, publicada el domingo por la ONG pro derechos humanos israelí B’Tselem, se ve a un colono israelí que llega a un pequeño poblado palestino en Cisjordania y comienza a disparar contra los palestinos usando un arma que le quita a un soldado israelí.

El incidente de violencia tuvo lugar el 26 de junio en la aldea de Al-Tuwani, en el sur de la ciudad de Al-Jalil (Hebrón), en la parte meridional de la ocupada Cisjordania.

El periódico israelí Haaretz citó a palestinos que estaban en el lugar diciendo que un soldado le dio su rifle al colono y presenció el ataque a los lugareños desde un jeep militar.

“El soldado le dio su M-16 y se paró a mirar al lado del jeep del ejército muy cerca de él, de 5 a 10 metros de allí”, dijo un residente de Al-Tuwani, que estaba en el techo de su casa durante el tiroteo. “Conmigo, había 10 niños en el techo y todos temblamos, él no disparó al aire, disparó hacia nosotros”, agregó.

 

Otro testigo, que estaba de pie en el mismo techo, dijo que vio al soldado entregar su arma al colono.

Asimismo, un palestino que filmó el incidente, dijo que el colono “estaba esperando que me alcanzara una bala, realmente apuntó en nuestra dirección”.

El ejército israelí confirmó que el colono “le quitó el arma al soldado”, pero afirmó que “disparó al aire”.

Las imágenes también muestran a colonos destrozando árboles palestinos en plena luz del día y en presencia de soldados israelíes.

En la misma fecha que se grabó el incidente, los colonos israelíes cometieron un sinnúmero de actos vandálicos que van desde la quema de un edificio palestino hasta la destrucción de los cultivos de los agricultores en la Cisjordania ocupada.

B’Tselem ha denunciado una y otra vez la falta de cumplimiento de los militares israelíes con su obligación de proteger a la población palestina y atribuye la escalada de violencia en los territorios ocupados a que “el movimiento colono tiene lazos muy cercanos con el aparato de seguridad” israelí.

El régimen de Israel no sólo no condena el extremismo de los colonos, sino que los alienta a cometer más actos vandálicos contra los palestinos y aprovecha la escalada de la violencia para intensificar sus actividades de construcción de asentamientos ilegales en Palestina ocupada.

La mayoría de los países y organizaciones internacionales considera ilegales los asentamientos que Israel ha construido y sigue levantando en los territorios ocupados desde la guerra de los Seis Días en 1967 y denuncia que la medida viola el derecho internacional.

ftm/ftn/rba