• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dirige vía telemática a la Asamblea General de Naciones Unidas, 22 de septiembre de 2021.
Publicada: martes, 25 de enero de 2022 2:41

El canciller venezolano denuncia que las sanciones de EE.UU. impiden a su país pagar la cuota de membresía de la ONU correspondiente al año 2021.

“Venezuela denuncia que ha sido vilmente violado nuestro derecho a participar activamente en el Sistema de las Naciones Unidas, a consecuencia del abuso unilateral de agencias del Gobierno de EE.UU.”, ha afirmado este lunes Félix Plasencia en Twitter.

En este contexto, ha resaltado que Estados Unidos, “imponiendo medidas coercitivas unilaterales”, impide que Venezuela pueda “honrar el compromiso financiero internacional” de la membresía de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el canciller venezolano, esta es una “agresión” estadounidense que “atenta contra la soberanía de un país que se ha mantenido en pie de lucha para garantizar el bienestar de su pueblo”.

 

Plasencia ha dejado claro que el intento por limitar el ejercicio de los derechos y privilegios de Venezuela en las Naciones Unidas “viola flagrantemente el derecho internacional y su propia Carta fundacional”.

Ante tal panorama, ha pedido al secretario general del organismo, António Guterres, y todo el sistema de la ONU “su máximo respaldo” para “concretar el pago del compromiso de membresía correspondiente al año 2021, evitando el abuso ilegal de la imposición de las medidas coercitivas unilaterales”, a fin de poder mantener la “voz soberana” de Venezuela en los procesos intergubernamentales de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) y demás instancias.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha denunciado que su país enfrenta desde el 2015, “una guerra económica producto de sanciones criminales, crueles, asesinas” que Washington ha impuesto a fin de perseguir la destrucción de la economía venezolana.

Las sanciones y medidas coercitivas por parte de Washington a Venezuela han arreciado desde marzo de 2015, cuando el expresidente Barack Obama calificó a Caracas como una “amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de EE.UU.”.

tmv/ctl/hnb