• La vicepresidenta Ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez, en una rueda de prensa celebrada en Caracas, capital venezolana.
Publicada: martes, 31 de diciembre de 2019 8:13

Caracas denuncia que Brasil refugiando a desertores venezolanos demuestra su complicidad con gobiernos satélites de EE.UU. para desestabilizar Venezuela.

La decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro es prueba fehaciente de su complicidad para desestabilizar la tranquilidad de la República Bolivariana de Venezuela y atentar contra su gobierno legítimo”, manifestó la vicepresidenta Ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez, a través de un mensaje publicado el lunes en su cuenta de Twitter.

Rodríguez resaltó además que el presidente Bolsonaro con esta acción de otorgar la condición de refugiados a cinco desertores del Ejército venezolano acusados de un asalto armado a un batallón de infantería ubicado al sur del país, el pasado 22 de diciembre, convierte a Brasil en un santuario de terroristas. 

Asimismo, en su tuit difundió el comunicado emitido por la Cancillería venezolana para denunciar ante la comunidad internacional la determinación de Brasil, la cual, según el texto, es una “insólita decisión que confirma el patrón de protección y complicidad de gobiernos satélites de Estados Unidos para agredir la paz de Venezuela a través de mercenarios que han confesado sus crímenes”.

 

Este hecho, prosiguió el texto ministerial, no solo agrava el derecho internacional humanitario, sino que establece peligrosos precedentes de protección a personas que fueron entrenados, pagados y protegidos por gobiernos de países vecinos para cometer delitos flagrantes contra la paz y estabilidad de otro Estado.

Las declaraciones de la alta funcionaria se produjeron después de que el sábado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidiera a su homólogo brasileño que entregara a su país a los militares desertores.

El mandatario venezolano ya había denunciado con anterioridad que opositores entrenados en campamentos paramilitares de países vecinos y aliados de EE.UU., como Colombia, Perú y Brasil, planeaban cometer ataques a destacamentos militares de Venezuela. 

krd/lvs/tqi/mkh

Comentarios