• El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Caracas, capital de Venezuela, 30 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 10 de diciembre de 2019 10:12
Actualizada: sábado, 14 de diciembre de 2019 13:28

Venezuela menosprecia las nuevas sanciones de Washington al considerarlas reflejo de la “desesperación crónica” del presidente estadounidense, Donald Trump.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. incluyó el lunes a Gustavo Adolfo Vizcaíno Gil, director general del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela (SAIME), y su antecesor, Juan Carlos Dugarte Padrón, en la lista negra de su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), lo cual implica el bloqueo de todos sus activos bajo jurisdicción estadounidense.

Las nuevas sanciones fueron dictadas contra las autoridades venezolanas bajo la llamada Ley Magnitsky que permite a la Administración norteamericana imponer sanciones a ciudadanos de otros países por supuestos abusos de los derechos humanos.

En una reacción casi inmediata desde Caracas, el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, tildó de “absurdas” las sanciones estadounidenses contra los funcionarios chavistas y dijo que provenían de “la desesperación crónica” de Trump respecto al país bolivariano.

“Las pretendidas y absurdas sanciones anunciadas hoy por la Administración Trump confirman su desesperación y desorientación crónica con respecto a Venezuela”, indicó el jefe de la Diplomacia bolivariana en un mensaje dejado la misma jornada del lunes en su cuenta en Twitter.

 

Arreaza, asimismo, dejó claro que “las medidas unilaterales” o “bloqueos económicos” no podrán atentar contra “la voluntad soberana” del pueblo venezolano, que se mantiene fiel al legado antimperialista del fallecido presidente venezolano, el comandante Hugo Chávez Frías (1999-2013).

Sin embargo, pese a la resistencia de la nación venezolana, las brutales sanciones de EE.UU. han afectado gravemente la situación económica del país latinoamericano, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Respecto a la pérdida económica, Arreaza anunció, en septiembre de 2018, que el bloqueo económico financiero de EE.UU. provocó una pérdida real de 265 millones entre 2007 y 2018

LEER MÁS: Venezuela: No solo fusiles dañan a la gente, las sanciones también

LEER MÁS: Estudio: Sanciones de EEUU a Venezuela ocasionaron 40 000 muertes

ask/ncl/nlr/mkh

Comentarios