• Venezuela desdeña el llamado del opositor Guaidó a paro nacional
Publicada: jueves, 7 de marzo de 2019 11:38
Actualizada: jueves, 7 de marzo de 2019 18:15

El gremio de trabajadores públicos de Venezuela desestima un paro nacional de Guaidó y urge al golpista a no usar a los trabajadores para desestabilizar el país.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —de mayoría opositora y declarada en desacato desde 2016— que el 23 de enero se autoproclamó “presidente interino” de Venezuela, con el apoyo de EE.UU., anunció el martes que pronto comenzará un “paro escalonado” de trabajadores públicos en el país bolivariano.

“No habrá paro nacional. Es un fracaso más del autoproclamado Guaidó frente al llamado que está haciendo al paro con los trabajadores de la administración pública”, reaccionó el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público (Fentrasep), Franklin Rondón.

En declaraciones ofrecidas el miércoles en el programa 360º transmitido por la cadena estatal Venezolana de Televisión (VTV), Rondón destacó que la llamada de Guaidó es una “irresponsabilidad porque Venezuela está demandando un clima de paz, tranquilidad, entendimiento, producción y productividad”, agregó.

No habrá paro nacional. Es un fracaso más del autoproclamado Guaidó frente al llamado que está haciendo al paro con los trabajadores de la administración pública”, dice el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público (Fentrasep), Franklin Rondón, en reacción al llamado del opositor Juan Guaidó a una huelga nacional.

 

El también constituyente venezolano insistió en que la convocatoria de Guaidó no busca defender los intereses de los trabajadores, como ajuste salarial, seguridad social o convenciones colectivas.

El paro de Guaidó, explicó Rondón, es un guion único y exclusivamente ordenado desde Estados Unidos y el llamado Grupo de Lima para desestabilizar Venezuela.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en un encuentro sostenido el miércoles con trabajadores siderúrgicos en el estado de Bolívar (sur), desestimó el llamado de Guaidó a una huelga sindical.

Como parte de sus esfuerzos por apoyar la intentona golpista de la oposición venezolana para derrocar a Maduro, Washington ha aumentado en las últimas semanas las presiones contra el Gobierno de Caracas y ha impuesto nuevas sanciones contra entidades y autoridades del país suramericano.

El Gobierno de Caracas considera a Guaidó un “títere” y un agente de EE.UU., y denuncia que el apoyo de Washington al golpista opositor lleva “oculto” el “deseo de apoderarse de los ricos recursos naturales de Venezuela”.

fmk/ncl/tqi/alg

Comentarios