• Venezuela confirma cierre de fronteras con islas vecinas
Publicada: miércoles, 20 de febrero de 2019 19:22
Actualizada: jueves, 21 de febrero de 2019 2:01

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, ha confirmado el cierre de la frontera marítima y aérea con las islas vecinas ante las amenazas injerencistas.

En un mensaje emitido este miércoles en la televisión estatal, Rodríguez ha anunciado la suspensión de vuelos y cierre de fronteras del país con las Antillas holandesas (Aruba, Bonaire y Curazao), desde donde la oposición venezolana espera la llegada de una supuesta ayuda humanitaria impulsada por países occidentales.

El anuncio de Rodríguez llega un día después de que un comandante militar regional informara de que el presidente del país, Nicolás Maduro, había ordenado cerrar la zona fronteriza en el estado venezolano de Falcón (norte) con las Antillas holandesas para impedir la invasión del país con el pretexto de la presunta ayuda.

La medida, ha informado la vicepresidenta, se mantendrá indefinidamente, además de que las relaciones diplomáticas de Caracas con estas islas, en especial Curazao, se someterán a revisión.

Rodríguez ha insistido en la crítica a que Curazao, una isla con la que Venezuela ha mantenido “relaciones de hermandad”, “haya decidido prestarse para este show, que lo único que procura y pretende es la intervención de Venezuela”. Por ello, Caracas “no solo ha adoptado la suspensión y el cierre de la frontera, sino también poner bajo revisión las relaciones con estos países”, ha añadido la dignataria.

La isla de Curazao es la tercera jurisdicción después de la colombiana Cúcuta (noroeste) y la brasileña Roraima (noroeste) donde se puso en marcha un centro de recepción y almacenamiento de víveres y medicinas procedentes de la Unión Europea (UE).

El Gobierno venezolano se opone al ingreso de la presunta ayuda humanitaria, que ha calificado de “trampa cazabobos” con la que Estados Unidos pretende minar la autoridad de las instituciones venezolanas.

Venezuela atraviesa una crisis política que se agravó el 23 de enero, cuando el diputado opositor y presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, se autoproclamó “presidente encargado” del país. Inmediatamente fue reconocido por EE.UU., antes de serlo por varios países de la región y casi todos los miembros de la UE.

myd/mla/tmv/alg

Comentarios