• El vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Soberanía de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Saúl Ortega.
Publicada: viernes, 2 de noviembre de 2018 16:31

La ANC considera que el Congreso español no tiene facultad alguna para tomar decisiones sobre asuntos que corresponden solo a Venezuela.

El vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Soberanía de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), Saúl Ortega, ha calificado de “doble moral” en una entrevista concedida recientemente al medio radial Al Instante de Unión Radio la resolución del Congreso español en la que se insta al Ejecutivo del país europeo a cuestionar al Gobierno venezolano.

“No le hemos pedido a España su opinión, a un Gobierno injerencista. Es inaceptable que quieran abordar problemas internos. Rechazamos totalmente esa resolución”, dijo el constituyente venezolano, antes de agregar: “El Partido Popular (PP) busca convertirse en jueces en el país, pero no van intervenir en nuestra democracia. Somos un país listo para enfrentar todo lo que se nos presente”.

Igualmente, Ortega consideró que el Gobierno español no puede seguir promoviendo propuestas de esta naturaleza, pues se debe mantener relaciones de respeto y cordiales con los demás países.

No le hemos pedido a España su opinión, a un Gobierno injerencista. Es inaceptable que quieran abordar problemas internos. Rechazamos totalmente esa resolución”, ha declarado el vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Soberanía de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC), Saúl Ortega.

 

El martes, el Congreso de los Diputados español discutió una resolución para solicitar al Gobierno del país que “condene la dictadura de Maduro” y contribuya a la estabilización de Latinoamérica.

Consecuentemente, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, condenó energéticamente la injerencia del Legislativo español en asuntos internos de Venezuela.

Aunque España se opone a una “intervención militar” en Venezuela y aboga por el diálogo entre el Gobierno y la oposición, se mantiene firme en que mantendrá las sanciones a Caracas.

Las relaciones entre España y Venezuela se mantienen en su punto más bajo desde que el Gobierno de Caracas expulsara, el 25 de enero, al embajador español en Caracas (capital venezolana), Jesús Silva Fernández, a quien declaró persona non grata por “sus continuas agresiones” al Gobierno venezolano.

jrd/mla/hgn/alg

Comentarios