• 12 países condenan “ruptura” en Venezuela y desconocen la ANC
Publicada: miércoles, 9 de agosto de 2017 13:24
Actualizada: miércoles, 9 de agosto de 2017 13:58

Doce países de América Latina acusan a Caracas de romper el orden democrático e insisten en que Venezuela celebre elecciones.

Los cancilleres y representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú se reunieron el martes en Lima, capital peruana, para condenar de forma conjunta la formación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela y expresar su respaldo a la Asamblea Nacional (AN) del país, de mayoría opositora.

Con un documento titulado ‘Declaración de Lima’, los titulares de los doce países alertaron de una supuesta “violación sistemática” de los derechos humanos y las libertades fundamentales en el país suramericano y criticaron al Gobierno venezolano por la existencia de presos políticos en el país. El documento recoge 16 exigencias al Ejecutivo de Caracas.

“(Venezuela) no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU)”, reza el texto.

Tras imputar a Caracas el uso de la fuerza, los firmantes exigen que se aplique contra Venezuela la Carta Democrática Interamericana y celebran la decisión del Mercado Común del Sur (Mercosur) de suspender la membrecía de la República Bolivariana.

“En Venezuela se ha roto el orden democrático. Revertir ese orden pasa por desmontar la Asamblea Nacional Constituyente“, indicó el canciller peruano, Ricardo Luna, luego de finalizar la reunión.

(Venezuela) no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU)”, afirma la Declaración de Lima.

 

Los doce países “declaran su decisión a no apoyar ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales y su llamado a detener la transferencia de armas hacia Venezuela a la luz de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convocó el 1 de mayo la formación de una Asamblea Nacional Constituyente con el fin de redactar una nueva Carta Magna, en reacción al rechazo del diálogo por parte de la oposición.

La iniciativa, fundamentada sobre el artículo 348 de la Constitución venezolana, busca ampliar y proteger los derechos sociales de los ciudadanos establecidos en la Carta Magna de 1999, garantizar la paz y el diálogo ante la violencia de la oposición, superar el rentismo petrolero y fortalecer la lucha contra el terrorismo, entre otros objetivos.

El presidente venezolano asegura que con la llegada de la ANC tiene que impartirse justicia, como condición para que haya reparación y se encuentre la vía de la verdad y la paz en el país sudamericano.

msm/mla/mjs/hnb

Comentarios