• El secretario ejecutivo de la oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.
Publicada: domingo, 21 de agosto de 2016 0:39
Actualizada: domingo, 21 de agosto de 2016 1:43

La oposición venezolana condiciona el diálogo con el Gobierno sobre la crisis del país a la realización de un referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en un comunicado, afirma este sábado que el diálogo es una demanda nacional, por lo que considera necesario que el Gobierno escuche al pueblo que, a su juicio, pide “ir a un innegociable referendo revocatorio a celebrarse este año 2016”.

Por otro lado, la MUD ha reafirmado su llamado a la marcha el 1 de septiembre para reclamar al órgano electoral que fije la fecha para la validación de las firmas que entregó hace un mes con el objetivo de activar la consulta revocatoria, pues luego de la activación de la consulta, debe recoger cuatro millones de rúbricas para que se convoque al referendo.

Asimismo, la MUD ha manifestado que la elección popular es la que permitirá una salida de la crisis a la que está “sometida” la ciudadanía.

El 9 de agosto, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció que la recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar un referendo contra el presidente Nicolás Maduro será a fines de octubre, lo que dificulta que la consulta sea en 2016 porque aún faltaría el recuento de rúbricas y organización de la consulta.

Mientras la oposición llama a realizar el referendo revocatorio lo antes posible, ya que si la consulta se realiza antes de 2017 -cuando se cumplen cuatro años del mandato- y Maduro la pierde, se llamará a elecciones. Si por el contrario, es el próximo año, sería sustituido por el vicepresidente o por otra persona de su confianza.

A su vez, el Gobierno denuncia que hubo fraude en el proceso revocatorio e insiste en que al menos 10 mil firmas recaudadas por la MUD para activar el referendo pertenecen a personas fallecidas.

Por otra parte, las autoridades venezolanas indican que no se celebrará hasta 2017 y si la oposición realmente estuviera interesada en un activar el referendo para revocar Nicolás Maduro del cargo de presidente del país, debió haberlo solicitado el 10 de enero pasado, fecha en que se cumplía la mitad del mandato del mandatario.

Maduro ha denunciado en reiteradas ocasiones que los planes de la opositora coalición se traducen en un claro golpe de Estado.

tmv/ncl/nal

Comentarios