• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, (dcha.) participa en el festejo del 37º aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista de Nicaragua en Managua junto a su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, 19 de julio de 2016.
Publicada: miércoles, 20 de julio de 2016 9:02
Actualizada: martes, 9 de mayo de 2017 14:21

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechaza la ‘obsesión fatal’ de EE.UU. con Venezuela desde el inicio del mandato del mandatario fallecido Hugo Chávez.

"La élite imperialista de los Estados Unidos tiene una verdadera obsesión fatal, férrea contra la Revolución Bolivariana", aseguró durante el festejo del 37. º aniversario de la Revolución Popular Sandinista en Nicaragua al que fue invitado y en el que subrayó los intentos de “factores nacionales e internacionales” por acabar con el chavismo.

A este respecto, dejó claro que la intención de la derecha venezolana –a su parecer apoyada por EE.UU.– para acabar con la Revolución Bolivariana ha fracasado y que ciertamente se frustrarán en el futuro. “Venezuela podrá con las dificultades y enrumbará el camino de la victoria”, agregó.

Asimismo, aprovechó la ocasión para hacer una referencia a las revoluciones de su país, Cuba y Nicaragua que a su juicio han sido un “renacimiento” de la unión de América Latina y El Caribe y han hecho que dichas naciones sean “una sola bandera, un solo pueblo y un mismo camino”.

En otra parte de su discurso se dedicó a alabar el triunfo de la revolución nicaragüense (1979) que puso fin a 45 años del régimen dictatorial de la familia Somoza que, indicó, “permitió el despertar rebelde de los pueblos de América Latina, en favor de los valores independentistas.

La élite imperialista de los Estados Unidos tiene una verdadera obsesión fatal, férrea contra la Revolución Bolivariana", asegura el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Las nuevas declaraciones del jefe de Estado venezolano, reiteran sus anteriores críticas a Washington de realizar una campaña desestabilizadora en el país suramericano a través de agresiones mediáticasfinancieras y económicas y apoyar a la oposición en sus intentos para derrocar a Maduro y asumir el poder.

En un caso más reciente, la Cancillería de Venezuela emitió el jueves un comunicado en el que acusó al presidente estadounidense, Barack Obama, de tener una “obsesión intervencionista” luego de que este último instara al Gobierno de Caracas a liberar a “los presos políticos” y a que se respete el revocatorio que promueve la oposición contra Maduro.

tqi/ktg/hnb