• El presidente venezolano, Nicolás Maduro, presidió los actos conmemorativos de la III República de Venezuela en el estado Nueva Esparta, 6 de mayo de 2016.
Publicada: sábado, 7 de mayo de 2016 13:17
Actualizada: domingo, 8 de mayo de 2016 2:28

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tachó el viernes de “indignantes” las declaraciones injerencistas del embajador de EE.UU. en la OEA, Michael Fitzpatrick, sobre los asuntos internos de su país.

“Es indignante ver las declaraciones y el discurso ayer de ese pelele embajador de EEUU en la OEA hablar de Venezuela como si fuera ministro o jefe de partido de nuestro país. Tiene que indignar que un gobierno extranjero como el de USA pretenda opinar sobre la historia política de un país soberano”, denunció Maduro desde el estado Nueva Esparta, refiriéndose a unas declaraciones de Fitzpatrick.

Este, en su intervención en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, Estados Unidos, respondió, en el marco del reclamo de la canciller Delcy Rodríguez sobre la negativa de EE.UU. a otorgar visas a funcionarios venezolanos, que su país "no quiere ver a una Venezuela inestable políticamente ni empobrecida económicamente"

“Es indignante ver las declaraciones y el discurso ayer de ese pelele embajador de EEUU en la OEA hablar de Venezuela como si fuera ministro o jefe de partido de nuestro país. Tiene que indignar que un gobierno extranjero como el de USA pretenda opinar sobre la historia política de un país soberano”, denunció el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Maduro añadió, a su vez, que Fitzpatrick no está en posición de inmiscuirse o de opinar sobre los asuntos internos de Venezuela.

Desde Nueva Esparta volvió a destacar la postura “antiimperialista” de Venezuela: “Somos antiimperialistas hoy con más razón, con ese imperio asesino”, destacó.

En este sentido, aseguró que los "partidos fascistas" que han surgido en Venezuela son "promovidos, financiados, monitoreados (vigilados) por el imperio estadounidense" para "recolonizar" este país de Sudamérica.

El embajador de EE.UU. ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Michael Fitzpatrick.

 

Es, alertó, un claro "intento de regenerar e imponer al país el viejo modelo oligárquico que acabó con este país durante décadas".

El oficialismo venezolano denuncia con frecuencia el apoyo mutuo que se brindan la derecha nacional y EE.UU. a fin de desestabilizar Venezuela, lo que podría ayudar a los opositores a alcanzar su objetivo, es decir, derrocar al actual Gobierno y ocupar su lugar.

tmv/nii/

Comentarios