• La Casa Amarilla de Caracas, la sede del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela.
Publicada: viernes, 29 de abril de 2016 18:11
Actualizada: miércoles, 14 de septiembre de 2016 7:33

La Cancillería de Venezuela rechaza a través de un comunicado emitido el jueves la extensión hasta 2019 de la legislación que impone sanciones al país bolivariano. 

Para el Gobierno venezolano, la decisión del Congreso estadounidense de ratificar un proyecto de ley para prolongar las sanciones contra ciertos funcionarios venezolanos hasta 2019, constituyen una flagrante violación del derecho internacional.

“La aprobación de leyes por parte del Senado estadounidense contra Venezuela viola de manera flagrante el derecho internacional, así como los principios y propósitos de la Organización de las Naciones Unidas”, reza la nota.

La aprobación de leyes por parte del Senado estadounidense contra Venezuela viola de manera flagrante el Derecho Internacional así como los principios y propósitos de la Organización de las Naciones Unidas”, reza el comunicado del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores.

La República Bolivariana de Venezuela condena en el comunicado el arrogante ejercicio del Gobierno estadounidense por atentar contra todo el sistema legal internacional y vulnerar la institucionalidad multilateral y bilateral que rige las relaciones entre los Estados independientes y soberanos.

"La orden ejecutiva del presidente Barack Obama, que considera a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y a la política exterior estadounidense, está amparada en esta legislación ilícita e ilegítima", añade el texto. 

"La Patria de Simón Bolívar jamás se arrodillará ante pretensión imperial alguna", recalca.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, repudió el mismo jueves la acción del Legislativo estadounidense afirmando que la misma es parte de un complot orquestado por la oposición venezolana y Washington para desestabilizar la situación política del país.

En 2014, la Cámara de Representantes de los EE.UU. aprobó por unanimidad un paquete de sanciones contra 56 funcionarios venezolanos, a los que Washington acusa de promover la violencia en Venezuela y violar los derechos humanos. La iniciativa busca suspender visas y congelar activos en territorio estadounidense.

lvs/mla/rba

Comentarios