• El líder opositor venezolano y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski.
Publicada: jueves, 3 de marzo de 2016 2:53
Actualizada: jueves, 3 de marzo de 2016 3:30

La decisión judicial que recortó poderes al Parlamento venezolano –de mayoría opositora– afianza el referéndum revocatorio como vía para sacar del poder al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló el líder opositor, Henrique Capriles.

"Con el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cobra más fuerza la activación del revocatorio. La activación de este mecanismo depende del pueblo y debe hacerse este año”, dijo el miércoles el excandidato presidencial opositor y también gobernador del estado de Miranda, en un comunicado.

Capriles aseguró que el referéndum también tendrá obstáculos, pero, en función a los resultados de los comicios legislativos del 6 de diciembre de 2015, indicó que es perfectamente posible.

Con el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) cobra más fuerza la activación del revocatorio. La activación de este mecanismo depende del pueblo y debe hacerse este año”, dijo el miércoles el excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) develará este jueves cuál será la estrategia legal que empleará para anticipar la salida del poder de Maduro.

Asimismo, sostuvo que de presentar una enmienda constitucional para acortar el mandato de Maduro –una de las alternativas que baraja la oposición–, sería declarada ilegal por el TSJ, al que acusa de seguir órdenes del Gobierno y que el martes recortó drásticamente los poderes del Legislativo.

“Sería un error convocar un solo mecanismo constitucional para cambiar al gobierno”, dijo Capriles, quien acusó al TSJ de “pretender estar por encima de todo” desconociendo el mandato popular y de haber ejecutado una “acción política que agrava la crisis”.

"Todas las opciones para la salida del presidente tienen que pasar por el filtro de la Sala Constitucional" del TSJ, dijo a la agencia de noticias AFP el constitucionalista José Ignacio Hernández.

Esas alternativas son un referéndum revocatorio, una enmienda constitucional para reducir a cuatro años el mandato de Maduro, una Asamblea Constituyente, la declaratoria de abandono del cargo por incumplimiento de funciones e incluso la renuncia del heredero político del fallecido Hugo Chávez (1999-2013), de acuerdo con la MUD.

Por otro lado, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup, declaró que a pesar de la sentencia emitida el martes por el TSJ, que revoca de toda acción controladora al Parlamento sobre los Poderes Públicos y el Alto Mando Militar, desde el hemiciclo se seguirá investigando “lo que se tenga que investigar”.

Desde que la oposición de Venezuela se hiciera con el control de la AN, tras ganar las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, el país suramericano vive una tensa coyuntura política con choques entre ambos bandos.

A principios del mes de enero, Ramos Allup, en su primer discurso como presidente de la AN, dejó en claro que la derecha buscará poner fin al Gobierno de Maduro en un plazo máximo de seis meses, cuando al presidente de Gobierno le quedan todavía tres años de mandato.

lvs/anz/rba