• Soldados del Ejército ucraniano.
Publicada: viernes, 13 de noviembre de 2015 18:57

El presidente de Rusia ha destacado que no hay razones que justifiquen el suministro de armas letales a Kiev por EE.UU., cuando prácticamente se ha puesto fin al conflicto interno ucraniano.

"En una situación en que han cesado las acciones bélicas y los bombardeos son infrecuentes, es incomprensible para qué el Congreso de Estados Unidos aprueba resoluciones que hacen posible el suministro de armas letales a Ucrania", ha declarado este viernes el mandatario ruso, Vladimir Putin, en una entrevista con las agencias Interfax y Anadolu, de Rusia y Turquía, respectivamente.

En una situación en que han cesado las acciones bélicas y los bombardeos son infrecuentes, es incomprensible para qué el Congreso de Estados Unidos aprueba resoluciones que hacen posible el suministro de armas letales a Ucrania", se pregunta el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Desde abril de 2014, las regiones del este de Ucrania, sobre todo Lugansk y Donetsk, son escenario de conflictos entre el Ejército de Kiev y fuerzas independentistas.

En su entrevista, Putin ha recordado que las partes en conflicto pactaron en 2014 un alto el fuego y una hoja de ruta para reconstruir la región. Además, tanto las fuerzas gubernamentales como las milicias independentistas aseguran que han cumplido su parte de los acuerdos firmados en octubre por los líderes de Rusia, Alemania, Francia y Ucrania para retirar el armamento pesado del este de Ucrania.

Los líderes de Alemania, Rusia, Ucrania y Francia, de izquierda a derecha: Angela Merkel, Vladimir Putin, Petro Poroshenko y François Hollande, respectivamente, en París, capital gala, 2 de octubre de 2015.

 

El jefe de Estado ruso ha interpretado dichas medidas estadounidenses como un indicio de su posible "deseo de reavivar la guerra y provocar nuevas acciones bélicas" en la zona.

En cuanto a la intensificación del bloqueo impuesto al este de Ucrania por el Gobierno presidido por  Petro Poroshenko, Putin ha alertado del "riesgo de que el Donbás (la cuenca del río Donéts, en el este de Ucrania) derive en un conflicto congelado" a causa de la medida de Kiev.

La Administración de Poroshenko, ha proseguido, impide la llegada de alimentos y fondos a Donbás, lo que ha destruido la banca y bloquea las exportaciones.

"Pensamos, ante todo, en la gente que las autoridades de Kiev han abandonado a su suerte, dejándolos al borde de la supervivencia. Nuestro deber es ayudar a la población", ha agregado.

El pasado martes, la Casa Blanca informó de que el presidente norteamericano, Barack Obama, firmará el presupuesto de Defensa aprobado por el Congreso, que prevé autorizar gastos en apoyo a Ucrania con armas por un monto de 300 millones de dólares, si el Pentágono lo considera necesario.

Los enfrentamientos, hasta el momento, se han cobrado la vida de unas 8000 personas, además de dejar millones de desplazados internos.

bhr/mla/rba

Comentarios