• El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, 3 de julio de 2018.
Publicada: lunes, 9 de julio de 2018 21:09

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, propone ‘sellar’ la frontera con Rusia y desplegar allí a fuerzas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El mandatario, en declaraciones este lunes en Bruselas, la capital belga, al referirse a las tensiones fronterizas entre Ucrania y Rusia, ha asegurado que la única forma de mejorar la situación es cerrar la frontera y garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk, alcanzados en febrero de 2015 tras negociaciones entre Rusia, Francia, Ucrania y Alemania para poner fin a la crisis ucraniana.

La propuesta de Poroshenko no solo abarcaría el territorio de Donetsk sino incluye todas las zonas que dividen Ucrania y Rusia, las cuales tendrían que ser selladas para impedir la supuesta transferencia de tropas y armas del territorio ruso al ucraniano. Moscú rechaza estas acusaciones.

“Creo que la única manera de cambiar la situación es sellar la parte no controlada de la frontera entre Ucrania y Rusia y garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk; Moscú debe aceptar el despliegue de una misión de paz multinacional bajo el mandato de la ONU en todo el territorio de Donetsk, incluida la parte no controlada de la frontera con Rusia”, ha dicho Poroshenko tras reunirse con los dirigentes de la Unión Europea (UE).

Creo que la única manera de cambiar la situación es sellar la parte no controlada de la frontera entre Ucrania y Rusia y garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk; Moscú debe aceptar el despliegue de una misión de paz multinacional bajo el mandato de la ONU en todo el territorio de Donetsk, incluida la parte no controlada de la frontera con Rusia”, ha dicho el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko.

 

Con anterioridad, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, había expresado su apoyo al envío de cascos azules a Ucrania siempre y cuando su misión consista en garantizar la seguridad de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y no se extienda más allá de la línea de separación entre las tropas del Gobierno ucraniano y las milicias de Donetsk.

Desde 2014, año en que la península de Crimea se adhirió a Rusia, Kiev lleva adelante una campaña militar para hacer frente a los independentistas del este. Ucrania y el Occidente acusan a Rusia de haber enviado fuerzas a las zonas orientales para ayudar a los secesionistas mientras que Moscú rechaza esta narrativa.

hgn/ncl/zss/hnb