• líder independentista de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajarchenko, durante una rueda de prensa.
Publicada: sábado, 18 de febrero de 2017 2:18
Actualizada: sábado, 18 de febrero de 2017 3:01

El líder independentista de Donetsk ha dicho que liberará militarmente la región de Donbás, si no se logran acuerdos políticos con el Gobierno de Ucrania.

"Siempre hemos dicho que la liberación de los territorios ocupados de Donetsk y Lugansk (regiones orientales de Ucrania) es nuestro objetivo común. Asimismo, hemos destacado que es mejor hacerlo por la vía política, pero si (en Kiev) no lo entienden, les recuerdo que lo podemos hacer por la vía militar", ha declarado este vienes el líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajarchenko.

Además, ha destacado que los líderes independentistas en Donetsk harán todo lo posible para liberar a miles de habitantes “acusados de separatismo y terrorismo” en las regiones orientales de Ucrania.    

Siempre hemos dicho que la liberación de los territorios ocupados de Donetsk y Lugansk (regiones orientales de Ucrania) es nuestro objetivo común. Asimismo, hemos destacado que es mejor hacerlo por la vía política, pero si (en Kiev) no lo entienden, les recuerdo que lo podemos hacer por la vía militar", ha declarado el líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajarchenko.  

“La RPD nunca ha olvidado a sus compatriotas y está dispuesta a hacer todo lo posible para su liberación”, ha resaltado.

 

Igualmente, Zajarchenko ha alzado la voz para denunciar los bloqueos organizados por los radicales ultranacionalistas que impiden la llegada del carbón producido en el este al resto de Ucrania.

El Gobierno de Ucrania declaró el pasado miércoles el estado de emergencia energético ante un grave déficit de antracita, un tipo de carbón producido en los territorios del este del país y cuya entrada a Ucrania bloquean los radicales.

Las autoproclamadas repúblicas del este de Ucrania (Lugansk y Donetsk) son, desde 2014, escenario de enfrentamientos mortales entre las fuerzas independentistas y el Ejército ucraniano, choques que han dejado más de 9000 muertos y forzado a 1,6 millones de personas a abandonar sus hogares huyendo de la violencia.

El 12 de febrero de 2015 en Minsk, capital bielorrusa, se acordó un alto el fuego entre Ucrania y los independentistas de la región oriental de Donbás, que incluye Donetsk y Lugansk. Pese a esta resolución, los independentistas acusan al Ejército ucraniano de violar el acuerdo e intentar provocar combates armados.

myd/ctl/mkh/rba

Comentarios