• El redactor jefe del diario opositor turco "Cumhuriyet", Can Dündar, responsable de la redacción en Ankara del periódico.
Publicada: viernes, 27 de noviembre de 2015 0:23

La Policía turca ha arrestado este jueves a dos periodistas del diario Cumhuriyet que tenían orden de arresto por "revelar secretos de Estado", entre otros cargos.

El redactor jefe del diario opositor turco Cumhuriyet, Can Dündar, y su colega Erdem Gül, responsable de la redacción en Ankara del periódico han sido acusados por la Fiscalía de "espionaje", "divulgación de secretos de Estado" y por haber publicado en mayo pasado un artículo sobre posibles entregas de armas de los servicios secretos turcos (MIT) a terroristas en Siria.

En mayo pasado, los periodistas publicaron imágenes de un camión turco que supuestamente llevaba munición a Siria, destinada a grupos armados, escoltado por agentes de los servicios secretos turcos.

Las imágenes se habían tomado en enero de 2014, cuando la Gendarmería turca durante dos operaciones separadas en las ciudades de Adana y Hatay, ambas en las cercanías de la frontera turco-siria, intervinieron varios camiones llenos de armas y municiones.

De acuerdo con Cumhuriyet, las imágenes ponen de relieve la implicancia del Gobierno turco en apoyar a los grupos armados en Siria, extremo negado por el Ejecutivo turco, que insistió en que los camiones trasladaban "ayuda humanitaria" a la minoría turcomana en Siria.

Tras la revelación de este vídeo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó espía a quienes divulgaron el apoyo turco a los terroristas en Siria, e incluso exigió cadena perpetua para el periodista que dio a conocer esas informaciones.

La denuncia contra Dündar la interpuso el abogado del propio Erdogan, quien en junio advirtió públicamente al periodista de que "pagaría un alto precio".

El envío a prisión ha desatado una oleada de protestas en los medios sociales, dado que Dündar es uno de los periodistas más prestigiosos del país, con 2,3 millones de seguidores en la red social Twitter, y su diario, Cumhuriyet, se considera el más valiente de la oposición de izquierdas.

La Asociación de Periodistas Progresistas (CGD) turca ha denunciado la detención de Dündar y Gül y la ha calificado de “fascismo”.

"Esto es fascismo. La opresión de los periodistas bajo este Gobierno y bajo la férula del presidente Erdogan aumenta cada día. Lo que hicieron Dündar y Gül no era otra cosa que periodismo puro. Se está arrestando el periodismo", ha declarado Ahmet Abakay, presidente de CGD.

Desde el inicio de la crisis en Siria en 2011, el Gobierno de Erdogan ha brindado apoyo a los grupos armados con el fin de allanar el camino para el derrocamiento del Gobierno de Damasco, al que se opone firmemente.

El presidente Al-Asad tildó de “carnicero” a su homólogo turco, pues, a su juicio, es responsable de gran parte de la masacre que se está perpetrando en su país.

mep/rha/rba