• Blaise Misztal, director de seguridad nacional del Centro de Política Bipartidista de EE.UU.
Publicada: domingo, 9 de agosto de 2015 11:31

La participación de Turquía en la denominada coalición anti-EIIL fue un error de EE.UU., aseguró el director de Seguridad Nacional estadounidense, Blaise Misztal.

En su discurso pronunciado en el Centro de Política Bipartidista (Bipartisan Policy Center), el encargado, citado el viernes por el diario británico Reuters, sostuvo que Ankara no era un socio adecuado para Washington en la lucha contra los grupos terroristas en Irak y Siria, ya que apunta contra las posiciones de los kurdos, que han combatido con éxito contra los insurgentes del EIIL (Daesh, en árabe).   

En su informe, hizo referencia a las afirmaciones de las autoridades estadounidenses que confirman el fracaso de la coalición occidental, porque, tras un año de atacar a los extremistas, todavía, mantienen su poderío.

Esto se suma a otro comentario publicado el sábado por el diario francés Le Monde que, por su parte, corroboró la incapacidad de Occidente a la hora de elegir un socio confiable y activo para frenar la expansión de Daesh.

De esta manera, enumeró varias razones que coadyuvan a los terroristas a mantener su posición: la integración de mercenarios extranjeros a sus filas, el apoyo financiero extranjero, la insistencia de EE.UU. en mantener los ataques aéreos y su rechazo a adelantar la guerra terrestre, además de las divergencias que existen entre los miembros de la coalición.

Bombardeos efectuados por la denominada coalición, liderada por EEUU, contra el EIIL, apuntan zonas civiles en Siria.

 

Estados Unidos y sus aliados iniciaron el pasado 8 de agosto ataques aéreos contra Irak, bajo la llamada coalición internacional anti-Daesh y, a finales del mes de septiembre, los extendieron hasta Siria, sin el consentimiento de Damasco. Según los últimos balances, solo en este país estos bombardeos se han saldado con la muerte de 173 civiles.

Estas ofensivas no sólo han tenido escasa efectividad contra Daesh, sino que han servido de excusa para minar objetivos militares sirios y dañar las instalaciones de producción petrolera.

Por su parte, el pasado 27 de marzo, el presidente sirio, Bashar al-Asad, especificó que la campaña militar liderada por EE.UU., presuntamente contra los integrantes del EIIL, en ningún caso trata de eliminar al grupo takfirí.

Por otra parte, desde el pasado 25 de julio, la Aviacion de Turquía lleva a cabo ataques contra las posiciones del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) en varias zonas tanto sirias como iraquíes.

Un avión de combate de Turquía que se prepara para lanzar ataques en Siria.

 

Las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG, por sus siglas en kurdo), por medio de un comunicado, confirmaron el sábado que las fuerzas turcas “en vez de apuntar contra las posiciones del EIIL, atacan nuestras defensas”.

Tanto Irak como Siria han repudiado estas ofensivas, al calificarlas de flagrante violación de su soberanía e integridad territorial.

msm/ybm/msf

Comentarios