• El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante el congreso provincial del Partido Justicia y Desarrollo, 15 de febrero de 2021.
Publicada: lunes, 15 de febrero de 2021 19:31

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusa a Estados Unidos de apoyar a los “terroristas”, que, según Ankara, mataron a 13 soldados turcos en Irak.

Turquía denunció el sábado que milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) —al que Ankara considera terrorista— ejecutaron a 13 militares turcos que tenían secuestrados desde antes de 2015 en una cueva en el norte de Irak.

El domingo, el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un comunicado en el que denunció “la muerte de ciudadanos turcos” y expresó su apoyo a Turquía, su aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Sin embargo, puso en entredicho que las víctimas hubieran muertos a manos de los miembros del PKK.

Este lunes, Erdogan ha ironizado la declaración de EE.UU. calificándola de “una broma”. “Ahora hay una declaración hecha por Estados Unidos. Es una broma. ¿No se supone que [ustedes] se enfrentan al PKK, al YPG? Claramente los apoyan y están detrás de ellos”, ha increpado el mandatario durante el congreso provincial del Partido Justicia y Desarrollo (AK).

Asimismo, el mandatario turco ha llamado a Washington a “actuar con sinceridad”, si en realidad aboga por “preservar su alianza” con Ankara.

Turquía convoca al embajador de EE.UU.

El Ministerio de Exteriores turco ha anunciado esta misma jornada que convocó al embajador estadounidense en Ankara, David Satterfield, para transmitirle la protesta de Turquía por la declaración hecha por el Departamento de Estado del país norteamericano.

Mediante un comunicado, la Cancillería turca manifestó “en los términos más enérgicos” el descontento de Ankara ante la negativa de Washington a aceptar de inmediato la versión turca del incidente.

Los kurdos, un foco de tensión entre EE.UU. y Turquía

Estados Unidos apoya a los milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), que integran las denominadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), aliado de Washington contra Damasco.

Ankara ve a las YPG como una organización terrorista y a la rama siria del PKK, esta última desde 1984, mantiene un conflicto armado con Ankara para obtener su independencia dentro del territorio turco.

tqi/ncl/fmk/rba