• Un acto de homenaje al comandante iraní Qasem Soleimani (imagen en pancarta), asesinado por EE.UU., en Teherán, capital, 6 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 6 de enero de 2020 14:10
Actualizada: lunes, 6 de enero de 2020 18:03

El canciller turco advierte del “grave riesgo” que amenaza la paz en la región por el asesinato del general iraní Qasem Soleimani por EE.UU.

“El asesinato de Soleimani es un grave riesgo para la paz en la región”, ha indicado este lunes Mevlut Cavusoglu a periodistas en la ciudad de Ankara.

La madrugada del viernes, por orden directa del presidente de EE.UU., Donald Trump, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) efectuó un ataque en Bagdad (capital iraquí) asesinando al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak, (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, así como a otras ocho personas.

Irán ha prometido una “dura venganza” contra Estados Unidos por el asesinato aseverando que tiene a su alcance los puntos vitales de Estados Unidos en la región.

El ministro de Exteriores turco ha aseverado que su país trabajará con otros países para “reducir las tensiones entre Estados Unidos e Irán”.

 

Cavusoglu ha afirmado que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había mantenido conversaciones telefónicas con el presidente iraní, Hasan Rohani, así como con su homólogo francés, Emmanuel Macron, el presidente iraquí Barham Salih y el emir catarí, el sheij Tamim bin Hamad Al Thani, sobre el asesinato.

Según el informe, Erdogan también mantendrá conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson.

El ministro turco ha señalado que Erdogan también discutirá los últimos acontecimientos con el presidente ruso, Vladimir Putin, durante su visita a Turquía el miércoles.

“El señor presidente y Putin abordarán estos temas personalmente. Todos tenemos una preocupación común de que Irak no se convierta en una zona de conflicto para otros países”, ha expresado.

En una entrevista, el presidente turco subrayó el domingo que está convencido de que “el asesinato del comandante más veterano de un país no quedará sin respuesta”.

Erdogan señaló que estaba sorprendido por el asesinato porque ocurrió solo horas después de una llamada telefónica con Trump, durante la cual “especialmente había sugerido que las tensiones con Irán no deberían aumentar”.

En respuesta a los llamados a Irán para mostrar la moderación ante este crimen de EE.UU., el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi, aseveró que “por supuesto la moderación tiene un límite y personas que le dan a Irán este consejo, antes lo deberían dar a EE.UU.”.

tmv/ktg/nkh/mjs