• Turquía en 2018 acapara las miradas por asesinato de Khashoggi
Publicada: martes, 1 de enero de 2019 10:17
Actualizada: martes, 1 de enero de 2019 23:07

En 2018, Turquía protagonizó todos los titulares por el brutal asesinato del periodista saudí, Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

El cambio del sistema político del país, junto a la abolición del cargo de primer ministro y las tensiones diplomáticas con Estados Unidos también marcaron este año.

Recep Tayyip Erdogan fue elegido, de nuevo, presidente de Turquía en las elecciones celebradas en junio.. Pero en esta ocasión con más poderes como jefe de Estado y de gobierno gracias a un referéndum en 2017.

Erdogan, que ocupa el poder desde 2002, obtuvo casi el 53 por ciento de los votos, muy por encima de su principal rival, Muharrem Ince. Su partido también casi rozó la mayoría absoluta en el Parlamento.

En estos comicios, los kurdos consiguieron, por primera vez, una representación parlamentaria.

En julio, el Gobierno turco levantó el Estado de Emergencia iniciado en 2016 tras el fallido golpe de Estado contra Erdogan.

Las autoridades turcas afirmaban que con esta medida combatían el terrorismo, a los implicados en la intentona y, sobre todo, a los simpatizantes del líder opositor turco, Fethulá Gülen, autoexiliado en Estados Unidos.

El Estado de Emergencia permitió el arresto o destitución de decenas de miles de policías, militares y jueces.

Uno de los arrestados fue un pastor estadounidense, Andrew Brunson, imputado por espionaje.. La negativa de Turquía a extraditarle derivó en la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos. El religioso fue puesto en libertad este año.

Este edificio, el consulado de Arabia Saudí en Estambul, acaparó los titulares de todas las noticias en octubre, cuando el periodista opositor saudí, Jamal Khashoggi, entró en la misión diplomática y nunca salió.

El presidente turco confirmó el asesinato y responsabilizó a Arabia Saudí del mismo.

Riad reconoció el asesinato de Khashoggi dentro del consulado y que su cuerpo fue descuartizado, pero exoneró al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman.

Bin Salman sigue estando en el ojo del huracán por este caso.

La economía turca estuvo marcada en 2018 por la depreciación de la moneda turca, la inflación y los préstamos incumplidos.. Los analistas consideran que las tensiones diplomáticas con Estados Unidos y la pérdida de confianza de los inversores causaron esos resultados.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's prevé que la economía turca experimentará una recesión en 2019.

A principios de 2018, el Ejército turco intervino en Siria a través de la Operación Rama de Olivo contra las posiciones kurdas.

akm/mkh