• Tres aviones de guerra de la llamada coalición anti-ISIL.
Publicada: viernes, 24 de julio de 2015 0:54

El Gobierno de Turquía ha autorizado a EE.UU. utilizar la base aérea de Incirlik, en el sur del país, para llevar a cabo operaciones contra el grupo EIIL (Daesh, en árabe).

"El acceso a bases turcas como la de Incirlik incrementará la eficiencia operacional de la coalición en los esfuerzos contra el EIIL", ha anunciado este jueves un responsable estadounidense de Defensa a la AFP, bajo condición de anonimato.

El acceso a bases turcas como la de Incirlik incrementará la eficiencia operacional de la coalición en los esfuerzos contra el EIIL", anuncia un responsable estadounidense de Defensa.

Ankara y Washington llegaron a un acuerdo luego de meses de negociaciones y este anuncio se produce pocas horas después de que el Ejército turco penetró en los territorios sirios y bombardeó posiciones del EIIL, en una escalada drástica del conflicto.

Según el acuerdo, los Estados Unidos despliega aviones de combate tripulados y no tripulados en la base turca, desde donde realiza operaciones contra blancos del EIIL.

Otro funcionario citado por el diario New York Times ha afirmado que el acuerdo se produjo tras negociaciones que culminaron el miércoles con una llamada telefónica entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el mandatario estadounidense, Barack Obama.

“Estados Unidos y Turquía han decidido profundizar aún más la cooperación en la lucha contra el EIIL”, ha indicado John Kirby, vocero del Departamento de Estado, en un comunicado.

Además ha añadido que EE.UU. cooperará con Turquía y otros aliados europeos para prohibir la entrada de terroristas a Siria, reconociendo que “el problema del combatiente extranjero no es sólo de Turquía”.

Un avión de la denominada coalición anti-EIIL. 

 

Estados Unidos y sus aliados iniciaron el pasado 8 de agosto ataques aéreos contra Irak, bajo la llamada coalición internacional anti-Daesh y, a finales del mes de septiembre, los extendieron hasta Siria, sin el consentimiento de Damasco. Según los últimos balances, solo en Siria estos bombardeos se han saldado con la muerte de 173 civiles.

Estas ofensivas no sólo han tenido escasa efectividad contra Daesh, sino que han servido de excusa para minar objetivos militares sirios y dañar las instalaciones de producción petrolera.

Por su parte, el pasado 27 de marzo, el presidente sirio, Bashar al-Asad, especificó que la campaña militar liderada por EE.UU., presuntamente contra los integrantes de EIIL, en ningún caso trata de eliminar al grupo takfirí.

mkh/ybm/rba