• Soldados turcos arriban al aeropuerto Tariq bin Ziyad en Doha.
Publicada: miércoles, 27 de diciembre de 2017 8:30
Actualizada: miércoles, 27 de diciembre de 2017 9:33

Turquía reforzó el martes su presencia militar en Catar enviando un nuevo grupo de soldados a su base militar en este país árabe, en medio de tensiones entre Doha y Riad.

Según anunció el Ministerio catarí de Defensa, el nuevo contingente turco se ha estacionado en la base aérea de Al-Udeid, sita en el sur de Doha, la capital catarí, recoge el diario turco Yeni Safak.

Los nuevos militares turcos se sumarán a otro grupo desplegado con anterioridad en el pequeño emirato del Golfo Pérsico y participarán en las próximas maniobras militares que Ankara y Doha tienen previsto efectuar para fortalecer las capacidades disuasivas de ambos países.

Turquía ha estado aumentando su presencia militar en Catar desde junio, cuando Arabia Saudí, junto a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto rompieron sus relaciones diplomáticas con Doha e impusieron un boicot económico sobre este país tras acusarlo de apoyar el terrorismo.

Desde el principio de la crisis, Ankara tomó partido por su estrecho aliado catarí, ofreciéndole respaldo comercial y militar, lo que condujo a la apertura de una base militar conjunta, donde se estableció un contingente de tropas turcas que formarán a unidades del Ejército catarí.

Las fuerzas de Arabia Saudí y de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) no tuvieron la oportunidad de derrocar al emir de Catar y tuvieron que retroceder”, indican los medios turcos.

 

Por otro lado, los medios turcos alegan que las fuerzas militares de Ankara evitaron un golpe de Estado, promovido por los saudíes y emiratíes, contra el emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Zani, tras el inicio de la bronca.

Según recogió el martes el diario Daily Sabah, en la primera noche de la crisis, el Ejército turco envió 200 fuerzas especiales para custodiar la residencia del emir catarí y de este modo abortar cualquier intento de derrocar al jefe del Estado catarí.

También se afirma que los aviones de guerra de la Fuerza Aérea turca se alistaron para entrar en acción en caso de una sublevación o cualquier evento. “Las fuerzas de Arabia Saudí y de los EAU no tuvieron la oportunidad de derrocar al emir de Catar y tuvieron que retroceder”, afirmó el diario.

mjs/ktg/mnz/msf

Comentarios