• Erdogan: Trump crea ‘baño de sangre’ con decisión sobre Al-Quds
Publicada: lunes, 11 de diciembre de 2017 17:50
Actualizada: lunes, 11 de diciembre de 2017 19:11

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advierte que quienes consideran que Al-Quds es la capital de Israel ‘no encontrarán lugar dónde esconderse’.

“El vandalismo y la crueldad en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) no durarán, y quienes creen que Jerusalén les pertenece no encontrarán dónde esconderse mañana”, ha alertado este lunes el mandatario turco.

Ha enfatizado que la decisión del presidente de EE.UU., Donald  Trump, de declarar Jerusalén como la capital de Israel ha convertido esta sagrada ciudad en un “infierno para los musulmanes y creyentes de otras religiones”.

Con su decisión respecto a la ciudad de Al-Quds, el presidente de EE.UU. nunca podrá limpiar la sangre de sus manos, y “Estados Unidos se ha convertido en partícipe del baño de sangre”, ha denunciado el presidente turco.

El vandalismo y la crueldad en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) no durarán, y quienes creen que Jerusalén les pertenece no encontrarán dónde esconderse mañana”, ha alertado el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

En otro momento de sus declaraciones, Erdogan ha afirmado que la lucha contra la medida de Trump seguirá hasta que el Estado palestino sea fundado en sus fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital.

La controvertida decisión de Trump sobre Al-Quds ha revertido décadas de negociaciones que EE.UU. había realizado con cautela para no poner en peligro los esfuerzos de paz en Oriente Medio y ha puesto ahora a la Casa Blanca en el blanco de las más duras críticas tanto de sus socios y amigos como de sus adversarios.

De todos los lados, advierten de las “peligrosas” consecuencias que conllevará la decisión de Trump: la UE, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Turquía, Irak, El Líbano, Irán, Jordania, varios países latinoamericanos, entre otros, han condenado la iniciativa del magnate republicano, mientras que 14 de los 15 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) han rechazado la medida.

mkh/ctl/ftm/rba

Commentarios