• Soldados turcos desplegados en una base en Catar.
Publicada: jueves, 6 de julio de 2017 6:37
Actualizada: jueves, 6 de julio de 2017 10:11

El presidente de Turquía asegura que no cerrará su base militar en Catar, tal como lo pide el cuarteto árabe, encabezado por Arabia Saudí.

“Seguiremos acatando nuestro acuerdo (militar) con Catar, si nos pide que nos vayamos, no nos quedaremos donde no somos bienvenidos”, subrayó el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, para luego señalar que Ankara no cerrará su base en Catar a menos que Doha se lo pida.

En una entrevista concedida el miércoles al canal de televisión France 24, el dirigente turco denunció las exigencias presentadas por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Egipto para retomar las relaciones con Catar, suspendidas desde el pasado 5 de junio.

Además, cuestionó la inclusión del cierre de la base turca en la lista de trece condiciones del cuarteto árabe a Catar. “Los estadounidenses también están ahí, con 9000 soldados, y también los franceses. ¿Por qué los saudíes no se han molestado por ello?”, matizó.

De todos modos, recalcó que la lista “implicaría arrebatar a un Estado su calidad de Estado. Es inaceptable, bajo cualquier circunstancia”, conforme publicó la agencia oficial turca Anadolu, sobre las exigencias a Catar que incluyen la reducción de lazos diplomáticos con Irán, el cierre de la cadena de televisión catarí Al Jazeera y de la base militar turca, entre otras.

El mismo miércoles, los ministros de Exteriores de los cuatro países árabes que lideran el boicot contra el pequeño emirato informaron de que Catar ha respondido de forma "negativa" a las demandas, aunque no han anunciado la imposición de nuevas medidas punitivas.

Seguiremos acatando nuestro acuerdo (militares) con Catar, si nos pide que nos vayamos, no nos quedaremos donde no somos bienvenidos”, subrayó el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

Señalando las actuales crisis en Siria e Irak, el presidente turco dijo que una nueva crisis en el Golfo Pérsico es lo último que la región quiere.

Desde el principio de la crisis, Erdogan tomó partido por Catar, ratificando una ley adoptada por el Parlamento que prevé el envío de tropas a la base turca en Catar, un movimiento saludado desde Doha.

En este sentido, ayer miércoles, el ministro de Exteriores saudí, Adel al-Yubeir, advirtió que Riad “espera que Ankara adopte una postura imparcial en la crisis con Catar”.

mjs/ncl/hnb

Comentarios