• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (izda.), escucha a su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la cumbre de los líderes del G20 en Hangzhou (China), 4 de septiembre de 2016.
Publicada: jueves, 1 de diciembre de 2016 15:21

El presidente de Turquía da marcha atrás en su intención de derrocar a su homólogo sirio, Bashar al-Asad, tras recibir advertencias por parte de Rusia.

“La operación Escudo del Éufrates no va dirigida contra ningún país ni persona, sino únicamente contra las organizaciones terroristas, que nadie lo dude”, ha argumentado este jueves Receb Tayyip Erdogan ante dirigentes rurales en Ankara, la capital de Turquía, informa el diario local Hurriyet.

De este modo, el líder turco ha retirado declaraciones formuladas el martes contra Damasco, cuando aseguró que la intervención militar que Turquía emprendió en agosto en Siria busca “acabar con la soberanía del cruel Al-Asad”.

La operación Escudo del Éufrates no va dirigida contra ningún país ni persona, sino únicamente contra las organizaciones terroristas, que nadie lo dude”, ha argumentado el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

Estos pronunciamientos provocaron críticas en el Kremlin, que, a través de su portavoz, Dmitri Peskov, pidió a Ankara que se explicara de inmediato al respecto y aclarara sus objetivos militares en el territorio sirio.

Peskov manifestó además que Rusia estaba sorprendida por el plan turco de derrocar al dignatario sirio, y puntualizó que “la declaración es un anuncio muy serio que contradice las declaraciones anteriores (de Turquía) y difiere de nuestra postura acerca de la situación” en el país árabe.

 

El paso atrás del líder turco coincide con una conversación telefónica que ha mantenido hoy mismo Erdogan con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en la que han abordado el tema. Según ha informado el asesor del líder ruso Yuri Ushakov, el dignatario turco “sí ha dado la correspondiente explicación”.

Desde el estallido del conflicto en Siria en 2011, Turquía, una gran fuente de apoyo para los grupos armados, y Rusia, un importante aliado del Gobierno sirio, han tenido roces constantes. Las relaciones Moscú-Ankara se encuentran todavía en proceso de restablecimiento tras el derribo, el 24 de noviembre de 2015, de un avión de guerra ruso tipo Sujoi Su-24 por parte del Ejército turco en una zona cercana a la frontera turco-siria.

mjs/mla/zss/rba

Comentarios