• El primer ministro turco, Ahmed Davutoglu (izda.) y la canciller alemana, Angela Merkel, durante una conferencia de prensa conjunta en Ankara, capital de Turquía, 23 de abril de 2016.
Publicada: domingo, 24 de abril de 2016 2:28

El premier turco, Ahmed Davutoglu, ha alertado que no recibirá a los refugiados si las autoridades europeas no cumplen con su promesa de eliminar la necesidad de visados para los ciudadanos turcos.

“La cuestión de la exención de visado es vital para Turquía”, ha subrayado este sábado el primer ministro turco durante una conferencia de prensa conjunta mantenida en Ankara (capital de Turquía), con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans.

Asimismo, luego de asegurar que el Gobierno de Turquía ha "cumplido con todas las responsabilidades" que se le solicitaron a la hora de consensuar el acuerdo con la Unión Europea (UE), se ha mostrado optimista que la UE haga lo necesario para que permanezca sostenible el proyecto de acuerdo alcanzado el pasado 7 de marzo entre ambas partes, que contempla la expulsión de los solicitantes de asilo llegados a Grecia desde Turquía a cambio de que los Estados miembros del bloque aporten 6000 millones de euros a Ankara y eximan a los ciudadanos turcos de la necesidad de obtener un visado para viajar por el territorio comunitario.

La cuestión de la exención de visado es vital para Turquía”, ha subrayado el primer ministro turco, Ahmed Davutoglu.

En este contexto, ha destacado que a raíz de las cooperaciones entre Ankara y la UE, el cruce ilegal de los refugiados hacia Europa se ha reducido de 6000 a diario en el pasado mes de noviembre a apenas unos 130. "Se ha llegado al punto de que algunos días ningún refugiado en absoluto cruza ese mar", ha aseverado.

Por su parte, Timmermans ha informado que a finales de julio de 2016 se habrán asignado ya mil millones de euros a diversos proyectos en Turquía, para atender a los solicitantes de asilo que entran al país euroasiático.

“Nuestra meta no es solamente frenar la inmigración ilegal, sino que los refugiados tengan más oportunidades cerca de su casa”, ha reiterado Merkel para después agradecer al Gobierno de Ankara por su cooperación con la Unión Europea.

De igual manera, ha subrayado que los proyectos con financiamiento de la UE forman parte de un pacto migratorio que busca generar oportunidades a los 2,2 millones de sirios que viven en Turquía y no solamente al 10 a 15 por ciento que reside en campamentos, así como también allanar el camino “para que todos los niños tengan una educación”.

En los últimos meses, Europa se ha visto confrontada a una afluencia sin precedentes de refugiados provenientes, sobre todo, de países azotados por el terrorismo como Siria, Irak, Afganistán y otras naciones africanas.

fdd/ktg/nal