• el líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP) en Turquía, Kemal Kılıçdaroğlu.
Publicada: miércoles, 23 de marzo de 2016 14:16
Actualizada: lunes, 28 de marzo de 2016 6:23

Un prominente opositor turco ha denunciado este miércoles que Turquía se ha convertido en un campo de entrenamiento para los atacantes suicidas.

“Turquía se ha transformado en el campo de entrenamiento para un atacante suicida”, ha lamentado el líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP, por sus siglas en turco), Kemal Kılıçdaroğlu.

En las declaraciones hechas ante las delegaciones de su propio partido, el político turco ha culpado al Gobierno de Ankara por la actual situación en el país, acusándolo de llevar a Turquía hacia el caos.

Turquía se ha transformado en el campo de entrenamiento para un atacante suicida”, dice el líder del CHP, Kemal Kılıçdaroğlu.

En este contexto, se ha referido a las recientes explosiones perpetradas en Estambul, la ciudad más grande de Turquía en los días 13 y 19 de marzo, que dejaron en total casi 40 muertos y más de 200 heridos.

Además, ha ridiculizado el llamado de Ankara a los turcos para que sigan sus vidas normales, preguntando cómo el gobierno quiere garantizar la seguridad de los ciudadanos si no puede hacerlo ni en un partido del fútbol, refiriéndose así al aplazamiento del partido entre Galatasaray y Fenerbahçe tras el atentado terrorista en Estambul.

Al mismo tiempo, ha dejado claro que cuando no existe seguridad en un país no se puede esperar que los turistas lo elijan, por lo tanto, ha enfatizado que el gobierno que no puede mantener la seguridad ni de su nación ni de los individuos extranjeros, no es capaz de resolver los problemas del país.

Asimismo, ha hecho alusión a los cierres provisionales de los consulados de diferentes países en Estambul, como lo de EE.UU. y de Alemania, tras recibir amenazas de ataque, pues ha hecho hincapié en que el Gobierno de Turquía ya ha dejado de funcionar.

Anteriormente y tras el estallido de un coche bomba en la capital turca, que provocó el pasado mes de febrero la muerte de 28 personas, el líder del CHP deploró que el país se convierta en un “baño de sangre”, y volvió a reiterar que el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco) no puede liderar y mantener el país seguro.

Un poco antes, Kılıçdaroğlu había acusado al Gobierno de Ankara de entregar armas a los extremistas takfiríes en Siria como el EIIL (Daesh, en árabe) y denunciado que AKP está construyendo “un campamento de entrenamiento en Turquía” para los terroristas y permite la entrada de los extremistas a Siria a través de Turquía.

zss/rha/hnb