• ‘Turquía no respetará la tregua si hay amenaza a su seguridad’
Publicada: jueves, 25 de febrero de 2016 15:52
Actualizada: viernes, 26 de febrero de 2016 2:49

El Gobierno de Turquía ha advertido que la tregua en Siria, propuesta por Rusia y EE.UU., no es necesaria mientras que los grupos terroristas amenazan la seguridad del país.

"Ankara no está obligado a respetar la tregua si hay una situación que amenaza la seguridad de Turquía", ha subrayado este jueves, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en unas declaraciones difundidas por los medios locales.

Además, ha añadido que su Gobierno adoptará las medidas adecuadas contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), especialmente contra los combatientes de las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas.

Ankara no está obligado a respetar la tregua si hay una situación que amenaza la seguridad de Turquía", ha subrayado este jueves, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en unas declaraciones difundidas por los medios locales.

En este contexto, el premier turco ha sostenido este jueves que si se produce una amenaza a la seguridad de su país, Turquía no pedirá permiso a nadie, y hará lo que sea necesario, ya que así la cuestión va más allá de la crisis siria y se convierte en una cuestión turca.

El acuerdo de alto el fuego contempla el cese de los bombardeos contra todos los grupos, salvo aquellos que sean considerados organizaciones terroristas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU). Las autoridades turcas, en contra del criterio de países como EE.UU., han insistido en que las YPG deben ser englobadas en dicha lista.

Por su parte, en la misma jornada de este jueves, el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, ha alegado que el fin de las facciones kurdas y el grupo extremista EIIL, es dividir Siria para crear su propia administración.

"Como el grupo de apoyo internacional, el objetivo (de Turquía) no es dividir el territorio sirio, sino proteger su integridad territorial", ha indicado el jefe de la Diplomacia turca.

El lunes, en un intento por poner fin a casi cinco años de derramamiento de sangre en el país árabe, Rusia y Estados Unidos acordaron iniciar un alto el fuego en Siria el 27 de febrero, el próximo sábado, 27 de febrero. 

El miércoles, el presidente sirio, Bashar al-Asad aseguró a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que respetará la tregua anunciada por Moscú y Washington, al tiempo que aseveró que seguirá combatiendo al grupo terrorista EIIL y Al-Qaeda.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que ha causado, hasta el momento, más de 270.000 muertes, de acuerdo con las últimas cifras divulgadas por el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

mkh/rha/nal

Comentarios