• Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ofrece discurso ante los prefectos en el Palacio Presidencial en Ankara, 17 de febrero de 2016.
Publicada: miércoles, 17 de febrero de 2016 14:12
Actualizada: miércoles, 17 de febrero de 2016 17:56

El Ejército turco seguirá bombardeando a las fuerzas de autodefensa kurdas en Siria, ha advertido este miércoles el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

“Lo sentimos pero no tenemos ninguna intención de cesar (los ataques contra las milicias kurdas en Siria). Que nadie piense que nos retiramos”, ha asegurado el dignatario turco en declaraciones ante gobernadores turcos.

Lo sentimos pero no tenemos ninguna intención de cesar (los ataques contra las milicias kurdas en Siria). Que nadie piense que nos retiramos”, asegura el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El rápido avance de las Unidades de Protección Popular (YPG) ante los grupos terroristas, entre ellos el EIIL (Daesh, en árabe), por el norte del territorio sirio cerca de la frontera con Turquía, ha preocupado al Gobierno de Ankara, ya que vincula esta formación kurdo-siria con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

Por ello, desde el pasado sábado, la artillería fronteriza del Ejército de Turquía está bombardeando casi a diario las posiciones de las YPG, brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD), en la ciudad fronteriza de Azaz, situada en el norte de la provincia septentrional siria de Alepo.

Tanques del Ejército de Turquía, desplegados en la ciudad fronteriza de Kilis, disparan contra la frontera siria.

 

El jefe del Estado turco ha dejado claro que no permitirá la creación de un bastión kurdo en el norte sirio y cerca de su frontera. “Nunca aceptamos un nuevo Qandil (la retaguardia del PKK en Irak) en nuestra frontera sur”, ha sostenido.

Además, ha recalcado que “EE.UU. debe decidir si está con Turquía o con las fuerzas kurdas”, al tiempo que lanza críticas contra Occidente por negarse a etiquetar como “terrorista” al PYD.

Para el dignatario turco “ignorar los vínculos entre PYD y PKK es una actitud hostil contra Turquía”. “La paciencia de Turquía con la situación en Siria se está acabando”, ha sostenido.

Las ofensivas del Ejército turco contra las milicias kurdas en suelo sirio han generado críticas de varios países, entre ellos EE.UU., Francia, Siria y Rusia. El lunes, la Cancillería rusa consideró estas acciones como un apoyo abierto al terrorismo y una violación de la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

También el propio CSNU criticó el martes las acciones militares turcas en Siria e instó a Ankara a cesar sus operaciones armadas en “cumplimiento con el derecho internacional”.

mjs/ncl/nal

Comentarios