• Tanques del Ejército turco.
  • Fuerzas turcas.
Publicada: martes, 16 de febrero de 2016 18:35

Un alto cargo turco ha admitido que Ankara está pidiendo a sus socios en la llamada coalición antiterrorista, sobre todo a EE.UU., que participen en una operación terrestre conjunta en Siria.

Es imposible detener la guerra en Siria sin que se lleve a cabo dicha operación. Tanto EE.UU. como otros países (de la coalición) tienen que participar (en la operación)”, ha afirmado este martes un alto cargo del Gobierno turco en calidad de anonimato, informan medios locales.  

Es imposible detener la guerra en Siria sin que se lleve a cabo dicha operación. Tanto EE.UU. como otros países (de la coalición) tienen que participar (en la operación)”, dice un alto cargo del Gobierno turco en calidad de anonimato.

En los últimos días, los principales opositores al Gobierno sirio en la región barajan la posibilidad de enviar fuerzas terrestres a Siria, que según alegan, tendrán como objetivo luchar contra las bandas terroristas que asolan el país árabe desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011.

A la cabeza de la nueva iniciativa militar se halla Arabia Saudí que, con luz verde de EE.UU., ha anunciado su plena disposición a participar en cualquier operación terrestre en suelo sirio. Damasco, por su parte, no ve en todo esto más que un pretexto para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad.

Fuerzas turcas cerca de la frontera con Siria. 

 

Igualmente y en el marco de una acción que podría dificultar aun más la aplicación de la tregua que debía iniciarse esta semana en el país árabe, Turquía también anuncia oficialmente que es partidaria de una intervención militar terrestre en Siria.

Tal y como ha explicado el alto funcionario turco, la participación de su país en esta operación terrestre depende, en gran medida, de un “consenso entre los aliados internacionales”, puesto que a Ankara no le gustaría lanzar una ofensiva de este tipo por su cuenta. “Queremos una operación terrestre (pero) no vamos a actuar de una manera unilateral. Lo estamos discutiendo con los aliados”, ha manifestado.

Estas revelaciones del titular turco han visto la luz en momentos en que ya se han hecho casi cotidianas las noticias que hablan de los bombardeos de las fuerzas turcas en las zonas norteñas de Siria contra posiciones de la población kurda, con la que Ankara mantiene una duradera disputa. Siria ha denunciado tales “violaciones” en los más duros términos.

Ahora bien, a medida que las especulaciones sobre una posible intervención terrestre de fuerzas extranjeras en Siria ganan fuerza cada día, se supone que Turquía sería uno de los pioneros en enviar fuerzas terrestres al territorio sirio con miras a acabar tanto con la población kurda como con Al-Asad. 

“Vamos a devolver nuestra deuda histórica. En un momento (la Primera Guerra Mundial), nuestros hermanos de Alepo (provincia noroccidental siria) defendieron nuestras ciudades (ante los avances de las fuerzas aliadas); ahora nos toca a nosotros defender la heroica Alepo. Toda Turquía puede ser defensora de esa provincia”, dijo a principios de febrero el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu. Sus declaraciones coincidieron con los avances de las fuerzas sirias en la estratégica provincia de Alepo.

mpv/anz/rba

Comentarios