• Soldados turcos guardan después de una operación militar de evacuación en el mausoleo de Suleiman Shah, noroeste de Siria, cerca del distrito de Suruç, sur de Turquía, 22 de febrero de 2015.
Publicada: sábado, 19 de diciembre de 2015 23:19

Turquía ha anunciado que continuará con el proceso de retirada de sus tropas desplegadas en la localidad de Bashiqa, situada en la provincia norteña de Nínive.

Turquía, teniendo en cuenta la sensibilidad de la parte iraquí y la necesidad de combatir al EIIL (Daesh, en árabe), continúa con la retirada de sus fuerzas armadas de la provincia de Nínive, que se han convertido en un gran malentendido”, ha indicado este sábado la Cancillería turca en un comunicado.

Turquía, teniendo en cuenta la sensibilidad de la parte iraquí y la necesidad de combatir al EIIL (Daesh, en árabe), continúa con la retirada de sus fuerzas armadas de la provincia de Nínive, que se han convertido en un gran malentendido", según la Cancillería de Turquía.

Turquía —añade el comunicado— reitera su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Irak y reconoce la falta de comunicación con el Gobierno iraquí sobre los últimos despliegues de fuerzas turcas en el norte del país árabe.

Luego de sostener que Ankara continuará coordinando con Bagdad sus contribuciones militares en la lucha contra el grupo terrorista EIIL, el comunicado ha precisado que Turquía reitera su compromiso de profundizar la cooperación con la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU.

Un mapa de Mosul, Irak, y sus alrededores. Base militar de Turquía se encuentra en la región Bashiqa, con un círculo rojo.

 

Algunas tropas se trasladaron a principios de esta semana de Bashiqa a otra base ubicada en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, pero las autoridades iraquíes han dicho que deberían retirarse completamente.

Ankara anuncia la retirada de sus tropas un día después de una llamada del presidente estadounidense, Barack Obama, a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, quien lo invitó a rebajar la tensión entre ambos vecinos.

El pasado 4 de diciembre, Turquía desplegó cientos de soldados en las proximidades de la ciudad de Mosul (en Nínive), alegando que estaba luchando contra el grupo takfirí EIIL y entrenando a las fuerzas iraquíes, algo que Bagdad desmintió y criticó duramente.

En referencia a la crisis siria, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía ha emitido el mismo día otro comunicado y destaca que Ankara seguirá contribuyendo al proceso político de Siria si el presidente del país, Bashar al-Asad renuncia a su cargo.

Como han demostrado varios documentos, la Inteligencia y las autoridades turcas están involucradas en el tránsito de terroristas y el suministro de armas, entre otros apoyos, a los terroristas que luchan en Siria contra el Gobierno legítimo de Siria.

alg/ktg/nal

Comentarios