• El expresidente de Túnez, Moncef al-Marzuki.
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 8:16

Los desafíos creados por el Occidente han convertido a las naciones árabes en “barriles de pólvora” a punto de explotar, advierte el exjefe de Estado tunecino.

“La tensión y los desafíos tienen sus raíces en varias causas, entre ellas, la injerencia extranjera y el despotismo, que han convertido la región en un barril de pólvora a punto de explotar (…) la erupción está por venir”, advirtió el viernes Moncef al-Marzuki a Al-Watan TV, destacando que los levantamientos populares contra los regímenes autoritarios, conocido como el Despertar Islámico, no se han terminado.

El expresidente de Túnez entre 2011 y 2014 subrayó que los sistemas políticos árabes se basan en monopolios que trata de mantener a las monarcas en el poder a través de aplicar la fuerza y la presión. Este tipo de gobernación, según afirmó Al-Marzuki, “ha caducado ya”.

La situación política en Egipto y en países árabes ribereños del Golfo Pérsico son ejemplos de la creciente decadencia política, añadió el exmandatario tunecino.

Al-Marzuki lamentó que no solo los Gobiernos, sino las organizaciones árabes como la Liga Árabe (LA) y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico) se han convertido en entidades “poco eficientes”.

La tensión y los desafíos tienen sus raíces en varias causas, entre ellas, la injerencia extranjera y el despotismo, que han convertido la región en un barril de pólvora a punto de explotar (…) la erupción está por venir”, advirtió el viernes Moncef al-Marzuki a Al-Watan TV, destacando que los levantamientos populares contra los regímenes autoritarios, conocido como el Despertar Islámico, no se han terminado.


Al-Marzuki, en otro momento de sus declaraciones, se ha referido al plan estadounidense para el conflicto palestino-israelí, conocido como “el trato del siglo”, que según los expertos, desconocerá el derecho al retorno de los desplazados palestinos.

A su juicio, el plan forma parte de los intentos de ciertos países para desintegrar a los países y crear nuevas fronteras geográficas para crear nuevos “reinos”.

Los funcionarios palestinos han rechazado repetidamente la propuesta de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, destacando que fue coordinada con el régimen de Israel.

ask/ktg/mtk/hnb

Comentarios