• Violenta represión policial deja otros cuatro muertos en Sudán
Publicada: domingo, 9 de junio de 2019 17:57
Actualizada: lunes, 10 de junio de 2019 8:56

Al menos cuatro personas han perdido la vida este domingo por disparos de bala y golpes durante una protesta pacífica en Sudán contra el consejo militar.

Dos de las cuatro personas fallecidas murieron por heridas de bala, mientras que las otras dos restantes tras ser “golpeadas y apuñaladas”, a raíz de lo cual habían sido ingresadas en el hospital de Omdurman, ha informado el Comité de Médicos en un comunicado.

La fuente ha cifrado en 118 el balance de las víctimas mortales de la violenta represión militar iniciada el 3 de junio contra una sentada en Jartum, la capital del país africano, sumido en el caos desde el derrocamiento del expresidente Omar al-Bashir el pasado mes de abril.

Los detractores del consejo militar han comenzado, a partir de esta jornada, un movimiento nacional de “desobediencia civil” contra los generales en el poder. Los dirigentes de la protesta han advertido que no se detendrán hasta la instauración de un gobierno civil.

“La desobediencia civil y la huelga general son nuestros medios pacíficos para proteger nuestro derecho a la vida frente a la barbarie de las milicias”, ha declarado en un comunicado la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA, por sus siglas en inglés), que lidera las protestas.

La desobediencia civil y la huelga general son nuestros medios pacíficos para proteger nuestro derecho a la vida frente a la barbarie de las milicias”, ha declarado en un comunicado la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA, por sus siglas en inglés), que lidera las protestas contra el consejo militar en Sudán.

 

En la primera jornada de la huelga, los opositores empezaron desde esta mañana a construir nuevos retenes en las calles de Bahri, un barrio localizado en el norte de Jartum, pero los policías antidisturbios atacaron rápidamente a los manifestantes lanzando gases lacrimógenos y realizando disparos al aire.

Los dirigentes opositores convocaron a la desobediencia civil después de que las conversaciones con el consejo militar para la formación de un gobierno de transición quedaran rotas tras la violenta represión ocurrida esta semana, en la que murieron unos 100 manifestantes.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, condenó el uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes del orden público contra los manifestantes y pidió investigar la muerte de decenas de personas. La Unión Africana (UA) suspendió, por su parte, la membresía de Sudán hasta la creación de un gobierno civil.

ftm/anz/mtk/alg

Comentarios