• Mujeres aguardan cerca de una clínica móvil de la UNICEF en la aldea de Rubkuai en Sudán del Sur.
Publicada: domingo, 2 de diciembre de 2018 2:10

Médicos Sin Fronteras (MSF) indicó que “horribles episodios de violencia sexual” ocurrieron entre el 19 y el 29 de noviembre en Rubkona, sur de Sudán del Sur.  

Ruth Okello, matrona de MSF en Sudán del Sur, ha manifestado que el organismo se dio cuenta de estos hechos después de que la última semana decenas de mujeres víctimas acudieron a su clínica en la localidad de Bentiu.

“Algunas son niñas de menos de diez años y otras son mujeres de más de 65. Ni las mujeres embarazadas se han salvado de estos brutales ataques”, ha lamentado Okello en un artículo publicado el viernes en la página web de la organización pro derechos humanos.

Okello ha dicho que sus colegas en la región han tratado a 104 víctimas de violencia sexual y de género en los primeros diez meses de este año y solamente en la última semana han prestado asistencia médica y psicosocial a 125 mujeres.

De acuerdo con el informe de MSF, estas mujeres no solo fueron violadas, sino también azotadas y golpeadas, incluso con palos y culatas de rifles. Hombres armados desconocidos les robaron dinero, ropa, zapatos y todos los objetos de valor que tenían consigo, incluidas las tarjetas de racionamiento para recibir comida.

Algunas son niñas de menos de diez años y otras son mujeres de más de 65. Ni las mujeres embarazadas se han salvado de estos brutales ataques”, lamenta Ruth Okello, matrona de MSF en Sudán del Sur, sobre las violaciones sexuales en la región sursudanesa de Rubkona (norte).

David Shearer, representante especial del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Sudán del Sur, ha declarado en una entrevista con la agencia estadounidense de noticias The Associated Press que los ataques fueron perpetrados por jóvenes que llevaban uniformes militares y ropa civil.

Por su parte, el ministro de Información en el estado sursudanés de Northern Liech (donde se encuentra Rubkona), Lam Tungwar, ha expresado que duda de la autenticidad de los reportes de MSF sobre las violaciones masivas en la mencionada región.

“Una violación de tal magnitud no es cierta. Somos un estado que respeta los derechos humanos y los derechos de las mujeres son nuestra prioridad”, ha subrayado Tungwar a la agencia británica de noticias Reuters.

A principios del año en curso se reveló escándalos de abuso sexual en varias organizaciones internacionales, entre ellas la ONU, la organización británica de Oxfam y Médicos Sin Fronteras.

Tras estos incidentes, la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS, por sus siglas en inglés) retiró una unidad de policía de 46 ghaneses, que trabajaba en uno de sus campos de protección, por acusaciones de que ellos estuvieron involucrados en abusos sexuales.

Sudán del Sur, que obtuvo la independencia de Sudán en 2011, cayó en una guerra civil en 2013 meses después de que el presidente Salva Kiir despidiera a su adjunto, Riek Machar. Decenas de miles de personas han sido asesinadas y un tercio de la población ha huido de sus hogares debido a dicha contienda interna.

zss/ncl/fdd/mkh

Comentarios