• Aumentan el hambre y la pobreza en América Latina y Caribe por la pandemia del coronavirus.
Publicada: martes, 28 de abril de 2020 23:25

La pandemia del coronavirus (COVID-19) disparará la cifra del hambre y la pobreza en los países de América Latina y Caribe, según alerta la FAO.

Antes del comienzo del brote de este virus temible (COVID-19), un tercio de la población de América Latina y el Caribe sufría “inseguridad alimentaria” (incertidumbre en su capacidad de obtener alimentos) y ahora esta cifra aumentará notablemente, dice un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) publicado este martes.

 “Las medidas sanitarias implementadas para evitar la propagación del virus tienen consecuencias directas sobre el funcionamiento de los sistemas alimentarios”, se lee en la nota redactada para la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En otra parte del informe, la FAO insiste en que las acciones que tienen impacto directo en la alimentación y en la agricultura necesitan la atención especial de todos los países, y por ello los gobiernos deben declararlas actividades estratégicas de interés público nacional.

“Es esencial mantener vivo el sistema alimentario para que la crisis sanitaria no se transforme en una crisis alimentaria”, alerta el texto.

La FAO advierte sobre un posible cambio en los precios domésticos de los alimentos, también de riesgos en la demanda (reducción en la capacidad adquisitiva), en la oferta, por ejemplo, con limitaciones al acceso de insumos o capital, reducción de la mano de obra o disrupción de la cadena de distribución.

 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ya avisó de que, a raíz de esta enfermedad letal y la subsiguiente parálisis del comercio y el shock de los mercados financieros, la crisis alimentaria podría dispararse a nivel mundial.

Según la información de la FAO, en 2018, las naciones con mayor prevalencia de personas que sufrían hambre fueron Haití (49,3 %), Guatemala (15,2 %), Nicaragua (17 %), Bolivia (17,1 %) y Venezuela (21,2 %).

shz/nii/